Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3 octubre 2012

septiembre

8k en 50 minutos. Mi velocidad vale callampa.

*
Como el cementerio queda al lado del estadio veo de lejos los tres carros fúnebres, los tres parricidados. Hago el amague de acercarme, pero no me siento en derecho y me devuelvo. Se nota que está lleno de gente que no está ni ahí, que vio la noticia en la tele y fue no más, así por estar cerca de lo que está sucediendo.

*
Prendo la tele y lo primero que veo es a Piñera citando esta cita de Brecht con la que Pérez, al menos una vez al año, habría las clases de Marx: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.

*
Siempre luego de cualquier muerte noto ese extraño magnetismo: todos exageran su cercanía e intimidad con el difunto.

*
Eticidad y ansiedad. No puede ser de otro modo.

*
Intuición kantiana: quizá solo los santos deberían poder ser pacos.
Intuición hegeliana: solo los pueblos deberían llegar a ser pacos de sí mismos.
Intuición marxista: que lo policial suspenda su defensa de la violencia cosificada en instituciones, que hayan solo diferencias “reales”.

*
“¿Hay un punto, posible de alcanzar en este mundo, a partir del cual ningún descenso es posible? (…) El alma no tiene más que la elección del paso a la nada a través del bien creciente o del mal creciente. Tanto el bien como el mal tienen por límite la nada. Pero no es indiferente llegar a la nada a través del bien o llegar a través del mal” (Simone Weil, El conocimiento sobrenatural)

*
“El buen diarista es aquel que sólo escribe para sí mismo, o bien para una posteridad tan lejana que podrá escuchar sin riesgo cualquier secreto y evaluar correctamente cada motivo. Para ese público no son necesarias afectaciones ni restricciones”. (Virginia Woolf)

*
Liv Ullman, Alternativas.

*
Donde bruno. Salgo solo a comprar helados. Todo el camino ida y vuelta pensando en que uno puede hacerle el bien a cada persona, perro o cosa que se nos cruce en el camino. Un pequeño bien eso sí, una no hostilidad, un leve enfoque de la mirada, del gesto, como si hubiera una especie de gratitud ominosa, inevitable, y que sin embargo evitamos constantemente siendo unas sensibilidades volcadas hacia sí ¿Tiene sentido lo que estoy diciendo? En concreto lo que iba pensando era, por ejemplo, “ese auto se puso en el paso de cebra pero ¿qué saco con mirarlo con odio?”. Fumamos recién y el día está perfecto, quizá solo sea eso. No hay helados pero hay unos gold creme chocolate almendras que puestos a congelar un rato superan a cualquier helado de 350 pesos. Cuando llego le comento esta volada en la que me fui a bruno y rápidamente llegamos a la conclusión de que son cosas que se le permiten a alguien como uno un domingo por la tarde no más, y que cualquiera que promueva estas buenas ondas espirituales a modo de sistemas de creencias que omiten que hay gente que tiene objetivamente menos espíritu que amasar que otras, es un miserable.

*
“La soledad no es más que un estado teatral que surge en el momento en que uno se siente actor de sí mismo” (Falsche Bewegung, Wim Wenders, 1975)

*
Terminé las tres temporadas de Louie. Primero pensé que todo se iba a tratar de las desventuras de un gringo comediante cuarentón nihilista, un homero simpsons pero con más estilo, pero no, la serie se las trae, en términos formales y de contenido. Siempre con un jazz de fondo que aún no sé de quién sea (y quiero saberlo), la serie tiene una estructura parecida a Seinfeld (unos minutos de standup al principio y al final), pero sin “bromas”, sin el chiste rematado, y casi sin ninguna continuidad con los personajes (creo que la ex esposa de Louie es interpretada por dos actrices distintas a lo largo de la serie). Tampoco hay mucha continuidad con las historias de un capitulo a otro. Pero todo eso da lo mismo, porque es una serie que pasa del excesivo humor negro a la ternura, de una manera que a mí al menos no me parece forzada.

*
Martes 11 de Septiembre, Sapito Livingstone ha muerto y se me caen unas lágrimas así sin más. Me gustaba ver sus manos manchadas y peludas como de gorila, pero temblorosas como de viejito. Hubo un tiempo en que no me perdía zoom deportivo, Carcuro y Solabarrieta en mute pero atento a las salidas de sapito, porque para mí al menos eso era lo invaluable del viejo, no tanto el profesionalismo, ni su rectitud, ni la vejez por sí misma, ni ninguna de esas virtudes evidentes y comprobables, sino sus errores, sus desvaríos, sus chistes fomes, sus comentarios que eran como prender una radio de hace 50 años (en forma y contenido, en el tono de la voz y en lo que esa voz decía). La cuestión no es valorar a alguien solo por lo que es, sino también por cómo se sobrepone a eso que inevitablemente es. Sapito podría perfectamente haber sido otro viejo de mierda, pagado de sí mismo, y escogió no serlo. ¡Aguante sapito!

*
Frente Patriótico Sapito Livingstone.

*
Ahora que aparece el sol de la tarde: moscas y mormones.

*
Cuando se asesina un carabinero en chile, se está asesinando un carabinero en chile.

*
Radio de Curicó: mujer llama porque se fue con el zapato de otra en la zapatería. Esta otra llama y acuerdan el intercambio.

*
“Porque no es necesaria la gran crisis, la guerra, el enemigo claro. Un gobierno mediocre y no creer en el lugar que vives es suficiente” (@Miunf)

*
Notas para la novela: cambiar Valdivia por un lugar imaginario. Pero que siga siendo en el sur de chile. Tiene que pasar algo fantástico al final. Fantástico en el sentido de la nariz de gogol, de los cuentos de couve.

*
Tengo la impresión de que dos cosas van a pasar a fin de año. Una buena para mí y una mala para el mundo. También tengo la impresión de que si lo escribo no va a pasar nada.

*
Fui a una entrega de subsidios en la plaza de Curicó, harta parca roja, harto discurso, y una organización como las pelotas. Nadie entendía nada pero los encargados seguían entregando los certificados al azar. Hay un punto en que la gente prefiere seguir maltratando y haciendo las cosas como la mierda en vez de decir “puta, la cagamos”. Al final, una funcionaria de la municipalidad le dijo a mi mamá “yo la veo con el papel en la mano, debería agradecerle a este gobierno”. Nos retiramos gritándoles desde lejos, como bárbaros que somos.

*
Finalmente C encontró una casita en Villa Frei, Ñuñoa. Nos cambiamos en noviembre. Esta vez sí que debería resultar. Y si no resulta, a plantar tomates en Curicó no más.

Anuncios

Read Full Post »