Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 diciembre 2008

Soñé que había cometido un crimen por error y la policía me encontraba. Y desperté con la sensación de haberme zafado del presidio, una libertad que dura como 10 segundos mientras uno baja de la cama. También soñé que se me caía un diente que estaba suelto. El problema era que me lo tragaba y hacia que la operación de reposición fuera más cara. Dos sueños recurrentes.

Anuncios

Read Full Post »

ante el periodista-policia

Juguetes piratas que mutilan. Pequeñas piezas que harán atragantarse a sus hijos. Juguetes que los harán idiotas. Fuegos artificiales peligrosos. Bicicletas que, como no son de la Oxford, están defectuosas. Árboles de navidad que se queman. Regalos que se queman. Cortinas que se queman. Guaguas que explotan. Abuelos que se tropiezan con los cables luminosos del árbol y se quiebran las cuatro extremidades. Ahora estamos esperando un muñeco que cobre vida y asesine a toda la familia. Mientras vemos notas periodísticas sobre el ajetreo navideño coronadas con una frase sobre la sencillez y el amor de familia. Mientras humildes entrevistados en Meiggs coinciden con la ley y se disculpan por comprar el juguete pirata ante el periodista-policía.

Read Full Post »

Fuimos con Feli a dejar el currículo para trabajar en bibliometro. Un currículo discretísimo el mío, de una sola plana, sin sección de anteriores experiencias laborales, sin idiomas, sin talleres de poesía, sin habilidades demostrables, ni siquiera puse que trabajé de temporero alguna vez. Estuvimos rebotando de un lugar a otro durantes unas dos horas. Mientras caminábamos bajo el sol tuvimos la sensación de que, de algún modo, esto ya era trabajar. Encontramos finalmente la dirección: el “concurso” para postular terminó la semana pasada. Nos dijeron que los dejáramos igual, por si alguien se enfermaba o algo por el estilo.

Read Full Post »

Roberto Arlt, Juguete rabioso

“¡Si usted supiera! A veces me parece que tengo un alma tan grande como la Iglesia de Flores… y me dan ganas de reír, de salir a la calle y pegarle puñetazos amistosos a la gente”

Read Full Post »

Soñé que estábamos en una conferencia. Personas importantes habían sido invitadas a escuchar a un cierto personaje. Estaba la mesa dispuesta con micrófonos y todo. Así que se hace el silencio de cuando algo está a punto de empezar y entra un tipo vestido para la miseria y comienza a hablar en lenguaje de vagabundo esquizofrénico. Algunos se paran y se van. Todos se miran extrañados. “Entonces estábamos con el mañaña y se cayó sólo porque ese gueon siempre se cae sólo pero ese loco es karateca entonces se paró ustedes saben se paró y si uno se para se levanta el mundo se levantan las persianas las faldas yo antes era más caliente que ahora pero yo era doctor pero la policia española estaba afuera de mi casa porque creían que quería matar a franco (…)”. Yo estaba maravillado. Quería felicitar al organizador. Me acompañaba alguien que no recuerdo.

Read Full Post »

huevos

Ya se está volviendo costumbre almorzar y dormir siesta. Y el calor del verano ya está haciendo lo suyo. Desperté pasmado. Las palomas siguen ahí. La paloma embarazada de huevos sigue ahí, ya solto dos huevos y el palomo sigue trayendole puras gueas inservibles para alimentarla (ramas, tapas de botellas, papelitos).Va a terminar empollando un huevo frito la pobre.

Read Full Post »

No se por qué desperté tan temprano. Anoche nos tomamos una malta cada uno con la Natalia y me dormí como a las 3. Entonces no se dónde salió el impulso que a las 8 de la mañana me empujó de la cama a lavar la loza ordenar la pieza abrir las ventanas y hacerme el siguiente desayuno: 1) café, 2) pan de aceituna calentado en el horno eléctrico con margarina, 3) un nuevo sabor de jugo que acabo de descubrir: uva rosada (marca livean), bien helado, para la minicaña, 4) frutillas, naranja, plátano, cereales, yogur. Tomo mi desayuno mientras veo una pelicula china en el Cinemax. Una mujer cocina en silencio. Por supuesto, en condiciones rurales: los chinos de la ciudad no tiene nada de místicos, si lo pensamos un poco, los chinos de las ciudades calzan mas con las películas de terror o suspenso. Y bueno, siempre que pongo el Cinemax hay chinos. Chinos callados. Y suelo asumir que algo grande están tramando. Si uno en una película chilena ve un tipo callado en su habitación asumirá que tiene depresión o es un imbecil. Pero no. Los chinos no pueden tener depresión porque son más espirituales y todo lo transforman en alimento para el espíritu. Como sea, el otro día, por ejemplo, vi El Arco de Kim Ki Duk y no entendí para nada el final. Se trata de una chiquilla que vive hace mucho con un viejo en un barco, el viejo al parecer la recogió o la rapto en algún momento y por eso ella no conoce el mundo ni desea nada de él. Entonces siempre andan unos pescadores que van al barco y la molestan como hombres de bar que molestan a la mesera, aunque a veces ella misma es la jote pero se supone que no porque es inocente ya que siempre ha estado ahí. El caso es que el viejo sale con su arco y empieza a lanzar flechas espantando a los tipos cada vez que quieren propasarse. Y a la niña le va bien eso. Hasta que empieza a insinuársele el mundo exterior a través de un chiquillo que llega con un pendrai escuchando música. Se gustan altiro. No es que le vea el pendrive y quede asombrada. Pero el cabro tiene un corte de pelo moderno y ella es como un animalito encerrado. Un animalito bonito, de gestos tiernos. Asi que el viejo se da cuenta de esto y obviamente no le parece buena la idea porque claro el tiene un calendario en el que va marcando los días que faltan para casarse con ella y el chiquillo es buen mozo y quiere mostrarle el mundo a la chiquilla. Hay que notar eso si que da la sensación de que no fuera un viejo pedófilo justamente por el detalle de que tiene un calendario que va marcando. La ritualidad le quita perversidad al asunto. Y a todo esto, tanto el viejo como la chiquilla no sueltan palabra alguna a lo largo de toda la película. Podría ser irritante, pero no lo es. Porque la chiquilla pone las mejores caras del mundo. Y porque el viejo a veces toca su arco que se transforma en no se qué tipo de instrumento y el viejo se pone asi bajo los cielos de colores raros en el barco meciéndose tocando su cuestión. Pero en la película no ponen el sonido original, o sea el que debería oírse ahí mismo sino que ponen la música orquestada cosa que a mi me parece muy desatinada porque lo que deberían haber hecho era comenzar con el sonido del arco en bruto y luego meterla la orquesta. En fin. La chiquilla se pone  media rebelde y ya no deja siquiera que el viejo la bañe o le de la manito en la noche (duermen en camas separadas, en camarote específicamente). El viejo comienza a mandar flechazos mas seguidos y al final la cosa ya no da más porque el chiquillo a veces se queda a dormir ahí y ella se levanta escondida a verlo. Empieza a marcad los días del calendario de a tres. Empieza a sacar páginas incluso. El chiquillo ya increpa directamente al viejo diciéndole que cómo se atreve a tener cautiva  a una niña que merece conocer a sus padres. Un día llega incluso con un afiche de niña perdida con la foto de la chiquilla. Asi que deciden echar a la suerte la cosa. O al destino. Y para eso hacen lo que ya han hecho como tres veces en la película: la chiquilla se pone en un columpio y el viejo se pone a lanzar flechas a una imagen que hay justo detrás del columpio obviamente sin siquiera rozarla. Entonces ella va y le dice algo al oído al viejo. Asi funciona. El viejo iba y le decía el resultado al oído al usuario asi que uno nunca sabia. En cambio ahora la chiquilla le dice algo al odio y se va con el chiquillo en un barco y el viejo queda sólo y amarra una cuerda al barco que se va para ahorcarse de un modo bastante ingenioso. Pero no alcanza a morirse porque la chiquilla vuelve y se casan en un ritual lleno de colores y trajes como de pavo real y el cabro está ahí mirando impávido casi como occidente mirando la barbarie. Dejan al cabrio en un barco y se van en otro. O al reves. Da lo mismo. El caso es que el viejo empieza a empelotar a la chiquilla, con mucha amabilidad, con mucha orientalidad, pero ésta no quiere nada. Asi que el viejo no haya nada mejor que ponerse a tocar el arco. Y la chiquilla se duerme. Y el viejo se tira al agua. Y el barco con la chiquilla durmiendo aparece de pronto ante el chiquillo. Entonces aquí lo que no entiendo para nada: la china esta empieza a moverse como si estuviera follando con un fantasma. El cabro ve pero no puede hacer nada porque aun esta lejos. La cabra se menea y la goza. Ella abajo y el fantasma arriba. Sería medio ridículo que ella estuviera arriba porque, en ese caso, tendrían que haber hecho efectos especiales para simular un cuerpo inexistente abajo. Y uno se pregunta ¿es el viejo que ya murió y la hizo a modo de fantasma?, ¿era acaso el cumplimiento del destino que, con o sin sujeto, tenia premeditado el desfloramiento de la lolita?, ¿era, simplemente, una pendeja caliente?, ¿es un sueño erótico? Pero antes de que uno se decida por alguna opción viene algo que lo enreda todo aun más: aparece una flecha directo a la vagina de la chiquilla. Y sale sangre. Está con un manto blanco vestida asi que uno deduce que le achunto justo ahí. El cabro se acerca. Pero la china no esta muerta. No le paso nada en la vagina ni en ninguna otra parte. Parece que se vislumbra la imagen del viejo en un barco. Ya no entiendo cual barco es de quien. El chiquillo y la chiquilla se quedan juntos.

 

Suena Billie Holiday. Suenan los pasos de alguien recién despertando. ¿Qué asis despierto a esta hora? Miento y digo que estoy despierto porque tengo que entregar un ensayo para la universidad. Es más fácil que decir que estoy escribiendo esto. Suena una paloma que se posa en la ventana. Me acerco sigilosamente y quedo a su lado. ¿Y bien?, le digo. Nada más suena. Esta es la mejor hora. Nueve veinticinco de la mañana. Leo un artículo de enrique Vila-Matas que salió en The Clinic en el que hace un elogio a tomar desayuno varias veces en la mañana y dice bastantes cosas curiosamente positivas. Nunca había tomado un diario tan temprano. Y menos tomando café. Y menos leyendo a un Vila-Matas indesesperable. Como que uno suele gustar más de los escritores aproblemados, pero la resolución viene bien a veces. La literatura de los irresueltos podría quedar para la noche y la de los resueltos para la mañana. Pero no se cuáles podrían los resueltos. No me interesa ningún escritor demasiado seguro de sí mismo. Nos leemos entre nerviosos. Como ese episodio en que Vila-Matas (supuestamente) se encuentra con Salinger en un bus a la vez que se enamora de la niña que éste lleva al lado (y que no sabe si es la acompañante del escritor o no). “Yo, aquel día, en aquel autobús de la quinta avenida, tenia pocas posibilidades de caerle bien a Shirley, pues andaba muy jorobado y sudado, el pelo se me había quedado planchado, pegado a la piel y delatando mi incipiente calvicie. Llevaba manchada la camisa por una gota horrible de café. No me sentía muy seguro de mi mismo. Por un momento me dije que era mas fácil caerle bien a Salinger que a Shirley”[1].

 

Vienen llegando los distintos ocupantes de los departamentos de sus respectivos carretes. Estaba mirando por la ventana y no se porqué tuve que esconderme, como si fuera irrespetuoso estar tan despierto ante los que vienen recién llegando. Sorbeteo el café ya helado y pienso de qué puede tratarse el día. Resolución. Resolución. Quizá hacer el bolso para Curico. Aunque me vaya en cinco días más. Quizá ir a recoger los calcetines tendidos. Recogerlos antes de que alguien vea que ni siquiera los lavé bien. Terminar alguna novela a medias. O empezar el mal de montano. O tirar todos los libros y fotocopias al suelo y escoger las lecturas de verano. Pero Julio despierta. ¿Vamos a la u?, me dice. Vamos, digo. Una decisión en corto. A imprimir unas cartas de Feli a dejar un ensayo y a jugar pin pon. Es este el mejor día dentro de este día.


[1] Enrique Vila-Matas, Bartlebly y Cia, Ed Anagrama, p. 86.

Read Full Post »

Older Posts »