Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7 abril 2011

marzo

*
Golazo de tiro libro de Matías Fernández a Portugal. Impensable. Pencazo. Comba. Colocación. Todo. Mezcla de ternura y algarabía. Ni él se la cree.
Con F pensamos que si el Mati la volvió a hacer después de 6 años nosotros también podemos.

*
Mientras se gira a buscar unos papeles la miro, uso cada momento en que no me mira para mirarla como realmente quiero mirarla, en el metro se gira hacia la ventana, me puse innecesariamente pegado a ella, cuando se gira le tomo el pelo tratando de que no lo note pero en el fondo esperando que lo note y que le guste y que no diga nada o que diga o haga algo o dejé de hacer algo de una manera en que yo no pueda sino hacer lo que debería o quisiera hacer.

*
Apenas habla, abro bien los ojos y la boca como si así descifrara mejor su balbuceo pero nó. Es el vecino, un viejito que avanza como caracol. Toca mi reja con las llaves de su casa. Salgo. Abre su mano que le tiembla como a sapito livingstone y me muestra una pelota de pinpon naranja o lo que queda de ella. “El perro”, me dice, y recuerdo que el otro día jugando con Bruno se nos cayó y claro, luego el perro se la comió. Acto seguido saca de su bolsillo una bolsa con tres pelotas blancas que al tomarlas y apretarlas en mi mano noto no son de pinpon sino de goma o de plástico de juguete, el punto es que no dan bote, no sirven absolutamente para nada, pero no le digo y las tomo con una pena rara que me hace querer abrazar al viejo pero sólo le miro y le digo para qué se molestó no era necesario muchas gracias.

*
Guata mala durante días. Ruge hasta con la manzanilla. Un malestar sin dolor. Me gustaría estar así levemente enfermo durante un mes. La comida pasa a segundo plano y se siente una agradable levedad.

*
Dos días invernales de corrido en Stgo. No pasa mucho, quizá por eso hoy me levanté temprano mientras F se alistaba para ir al trabajo. Levantarse temprano debería hacer que pasara algo. No me responden de los arriendos, ni siquiera tengo saldo en el cel. Ayer fui a un piso compartido en Arturo Prat. Deprimente, puros talleres mecánicos, fachadas descascarándose, perros sin ningún brillo, me imaginé viviendo ahí y sentí miedo. Toqué el timbre sólo dos veces con la esperanza de que nadie me abriera. Y así fue. La cita era a las 7, nadie llegó y me fui a las 7:15.

*
Es la misma gente la que va todos los días al café del Bustamante. Me gusta quedar mirando por el ventanal justo en el centro hasta el comienzo del parque. Sé que con el tipo del lado estamos mirando lo mismo y me da risa pero no me rio: un perro gigante se deja lamer la oreja por otro más chico durante unos largos minutos. Parece disfrutarlo. Veo páginas y páginas de arriendos compartidos. La mayoría de los avisos están mal escritos y no explican lo que quieren explicar. Hay arriendos específicamente para gays, para católicos, para reventados, para artistas. Pero en su mayoría son para mujeres. Son más limpias y todos las prefieren. Desecho y desecho y es como si avanzara en algo. Le escribo a algunos que me interesan durante unos días y luego me doy cuenta que sólo usuarios superiores (que han pagado; yo no he pagado) pueden ver esos mensajes. No puedo ni ver ni enviar mensajes a otros usuarios básicos así que he perdido el tiempo estos últimos días.

*
“El rol del artista en el capitalismo puede ser comparado con el del guía turístico –intérprete de la experiencia para el consumo en el nivel más elite, agente de la recuperación para los más exquisitos anhelos o los más profundos resentimientos de la sociedad;-e incluso un guía puede ser sincero.” (Hakim Bey)

*
Esperando que llegue la dueña de un piso compartido que al final nunca llega se oye un pencazo un silencio y luego otro golpe más seco pasan unos tipos corriendo caminamos hacia el lugar con P el primer tipo que llega al auto volcado de lado se sube a otro auto que está al lado y abre la puerta del copiloto y sale un señor intacto que mira todo como un recién nacido.

*
Operativo para pillar al tipo que mató dos detectives. Las cámaras apuntan a las armas de los pdi que corren por el centro de Santiago como en una mala película de acción. La noticia ya no es la muerte de un poli sino la reafirmación de cierto orden del mundo. Un orden en el que hay muertes más graves que otras. «A cada instante de su existencia, la policía recuerda al Estado la violencia, la trivialidad y la oscuridad de su origen.”

*
Feli me presta Senderos de Liv Ullman. O se lo saco y cuando voy en la mitad le aviso que me lo prestó. Liv es terrible y adorable. “Una vez hice circular por el colegio un papel en el que estaba escrito: “El padre de Liv era un borracho”. Quería que los otros me tuvieran pena y se preguntaran quién podía ser tan malo como para escribir algo así”

*
Colo-Colo vs Santos. Un metalero solo en una esquina está oyéndolo por la radio y canta los goles cinco segundos antes que sean. Se ve que siente cierto placer al hacerlo, como si él produjera de algún modo el gol. A Chester le parece grave, encuentra inconcebible perder el factor sorpresa y al segundo gol del colo se para, camina hacia él y le plantea su posición. Pero no hace caso. Solución: nos giramos y le tapo la visión del metalero a Chester con mi cuerpo.

*
Y cuando finalmente sucede uno habla. Una desclasificación total de la voz en off de la represión. Como desde fuera, como si antes hubiésemos sido otros, como si reírse de sí mismo anulara las torpezas e inseguridades y uno se elevará sobre ello dentro y en contra de sí.

*
Todo ocurre de afuera hacia adentro o de afuera hacia afuera. Si es que hubiera que ponerlo en términos espaciales. El individuo podrá obrar y sentirse único, pero nada ocurre desde él hacia el mundo. Ninguna transformación es heroica. Hay mucho que hacer y nada que ponderar. La verdadera acción es la onda expansiva, el rebote y la deformación dentro de las otras obras, la negatividad, el momento impersonal de la fuerza.

*
“Me rio con una risa exagerada destinada a mi misma cuando la gente me mira como si comprendiera por qué estoy en la lista de las mujeres peor vestidas del mundo. Si consideran espantoso lo de fuera, deberían ver como soy por dentro.”
(Liv Ullman)

*
Días compartidos. Olvido el futbol del fin de semana, salvo el partido de Chile, claro. Ni leo ni escribo. Salimos. Volvemos. Aún nos da vergüenza volver, hablar de las cosas de la casa como si ya viviéramos juntos. Nos quedamos. La miro trabajar. Dejamos a la mitad malas películas. Escarbamos el uno en el otro. Preguntamos y escuchamos. Bebemos. Casi ni pienso en qué decir. Dados vueltas como chalecos nos miramos.

*
¿Por qué encuentro encantador que tenga seis bálsamos a medias y ningún champú?

*
“Cada ser grita en silencio pidiendo ser leído de otra manera” (SW)

Anuncios

Read Full Post »