Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 noviembre 2010

“Si hay que fracasar en la vida, mejor es hacerlo en Paris que en cualquier otro sitio”

“Creyó Él que con la muerte nos haría esclavos y que le serviríamos. Pero nosotros, poco a poco, nos hemos acostumbrado a la vida.”

“Nada me parece imposible en la noche, ese posible sin tiempo.”

“He querido liberarme. Y todas las creencias de los mortales me exigieron que abjurara de mí. Desde los Vedas, pasando por Buda y Cristo, no he descubierto más que enemigos de mi necesidad. Me ofrecieron la salvación en mi ausencia; todos me exigieron que me privara de mi mismo. Ser yo ellos, o su Dios, ser anónimo en la nada, cuando mi orgullo reclamaba mi nombre incluso en la nada.”

“No soporto otro absoluto salvo mi accidente.”

“Si yo hubiese vivido en la Roma de las infiltraciones cristianas, habría custodiado las estatuas de los dioses agonizantes o habría defendido a pecho descubierto el nihilismo de los césares. La magia de la decadencia reside en la ondulante sugestión de los agotamientos históricos y la necesidad de suplir con aberraciones el vacío de la gloria y con la locura el ocaso de la grandeza.”

“Hay que ser dadivoso con el mundo. Consumirse derrochando existencia por él. El mundo no está en ninguna parte. Respira gracias a nuestra largueza. Las mismísimas flores no florecen sin nuestra sonrisa. La avaricia de nuestros dones reduce la naturaleza a idea y, si ponemos sordina a nuestros sentidos, los arboles no vuelven a echar hojas. El alma mantiene las apariencias que ponen celosa a la irrealidad. Pues es el mundo es la modificación, hacia afuera, de nuestra soledad.”

“Nada nos precede, nada coexiste, nada nos sigue. El aislamiento de la criatura es el aislamiento del todo. El ser es un jamás absoluto.”

“La monotonía de la revelación continua hace de la religión una profesión hostil. La tierra sale ganando con no tener ningún sistema. Al pisarla, sabemos muy bien que no echaremos el ancla en ninguna parte ya que lo insoportable de la tierra supera al de la mar. Los filósofos, los mentores y los benefactores, en su carrera en pos de la constancia y la fe, en realidad se refugiaron en otra parte y las despreciaron. Sabían que tierra significa derecho al accidente y, si desertaban del capricho, ¿qué habrían hecho en su paraíso resabiado?.”

“La vida compartida con los demás sólo es soportable en medio de un éxtasis común y no hay nada más raro bajo el sol que el éxtasis.”

“El cristianismo puso alas a la sed de agonía de los romanos. Estéticamente, todavía puede interesarnos.”

“¿La estupidez? Ser compinche del mundo.”

“Más solo que el gargajo de un diablo.”

“La felicidad carece de yo.”

“El amor no nos puede curar de lo Otro.”

(Paris, 1940-1944, Hotel Racine, Rue Racine)

Read Full Post »

noviembre (1-15)

Tengo insolación o algo así. Había un festival de la voz en el colegio y quedé al sol un buen rato. Una obra miserable, un musical que daba vergüenza ajena, y en ingles más encima. Se trataba sobre una niña típicamente gótica under así gringamente rara que fumaba y al final de la obra quedaba en claro que fumar hace mal. Termina la cosa y una alumna me muestra unos cigarros en su mochila. Ahora dormí unas cuatro horas de corrido (después o entremedio de Inter vs Tottenham) y desperté con la misma sensación tras los ojos y la cabeza caliente. Vasos y vasos de agua. Ganas de tragar agua por los poros. Que se abran boquitas en toda la cara y beban y el agua llegue hasta el centro de la nuca donde siento que hay un pequeño sol que palpita. No hay pan ni yogur ni nada pero no pienso ir a comprar. Una sopa no más. Un arroz blanco no más. Una cebolla frita. Y té. Despierto entonces y C me llama y me dice que necesita un ensayo urgente antes de la medianoche. Es viernes. Bien igual. Mente despejada. Dos planas. Unas lucas. Digo que sí.

*

Pan con margarina y cebolla. Parece que nunca había probado esta combinación. Le echo las sobras de cebolla frita a la sopa como cereales a la leche. Dos a eme y nada de sueño. Dormí toda la tarde. Una película ahora, cualquiera de mi carpeta +ZOOEY DESCHANEL.

*

Solo en la biblioteca nacional. Revisé todos los trabajos del colegio. Dejé casi listo otro ensayo pa la cristina. Hace mucha sed y ganas de hacer caca así que me voy donde M. Parece que todas las últimas veces que llego paso directamente al baño.

*

Dejo el extractor de aire prendido siempre un poco más de lo que corresponde: en el fondo siento que así se limpia el suelo y el wáter y todo.

*

Una maravilla esta conferencia de Bielsa. Pura contundencia. Un registro totalmente no televisivo.

*

Anoche hasta las 6 haciendo el ensayo para C. Chato. Despierto a la hora del pico. El día no promete nada y no pretendo hacerme cargo. Tome desayuno a las 11 y seguí durmiendo. Mucho calor. Pareciera ser un motivo para salir corriendo de aquí. Pero hacia dónde. Mil pesos a mi haber. No vale la pena. Sin ganas de pedirle prestado a nadie. El martes me pagan tres trabajos. Vale la pena quedarse y esperar que desaparezca el sol haciendo cualquier cosa.

*

Pero es mentira. Ando como el clima. No esperé que se fuera el sol y salí disparado cuando feli me dijo que tenía una mesa de pin pon y estaba sólo en la superintendencia de salud. Estaba pudriéndome aquí. Paseamos por las instalaciones vacías. Un tour por la burocracia. Sala de conferencias. Sala de prensa. Oficinas de Codelco. Etc. Unos maestros están instalando unas cañerías y feli supervisa o algo así. Me muestra la oficina del superintendente de salud. Un sillón que es como puras de esas plantillas de descanso para los pies así con puntitas una silla tremenda con cabecera ajustable etc etc. Me siento y le doy instrucciones a feli. Encima del escritorio tiene una invitación para Norah Jones.

*

El inútil poder de las barras bravas. El poder animal. La fuerza simple de arrasar sin plan. La choreza como fuerza que irrumpe, conserva e incluso refuerza un estado del mundo. Miramos desde el segundo piso pasar a los hinchas. La mamá de feli en la ventana y la abuela desde el balcón de la pieza. Lo curioso es que si fueran de Curicó Unido me demoraría un poco más en decir esto mismo.

*

Un sólo perro bajo la lluvia sentado al medio de la calle Santiaguillo casi llegando a Nataniel Cox. No hace nada. Mirada fija al frente.

*

Imprimo gratis un libro de Simone Weil y otro de Blanchot gratis en el trabajo de F.

*

Contingencias que sí: Mineros diciendo que no son héroes sino víctimas de una estructura económica. La conferencia de Bielsa: “El hincha es el verdadero insustituible del futbol”, “Yo sé que la verdad es la verdad del poder”, “¿Cómo se hace para hablar dos horas y que la mitad de las cosas que se digan no sean estupideces?”, “si mejoramos a los rivales mejoramos nosotros”, etc. El discurso de Nibaldo Mosciatti en la premiación de la embotelladora andina. Eso.

*

¿En qué momento voy a lavar la taza si después del último té de la noche viene el primer café de la mañana?

*

“Mi horóscopo me dijo que hoy vería algo interesante, pero creía que se trataba de el horóscopo” (Maestro Skinner)

*

Nunca me tomo la sopa que sobra y que guardo en el refrigerador. La consistencia me asquea de antemano y la boto. Aun así, continuo guardándola.

*

De una entrevista a Houellebecq:
P. ¿Hemingway, qué le parece?
R. No vale casi nada, está totalmente sobrevalorado. Me contaron algo el otro día, no sé si es verdad pero está muy bien, encaja con él. En su época de macho-plaza de toros alguien entró en su habitación de hotel y se estaba pegando los pelos en el escote.

*

Esa risa sin yo. El desvanecimiento físico. Mearse de la risa. Caerse al suelo de la risa. La visión borrosa. El cuerpo aflanado. Lagrimas. La última vez fue con unos compañeros de colegio en Curicó, ni siquiera recuerdo por qué, pero estábamos en la cocina de mi abuela y creo que fue una broma simple a la cual le fuimos agregando y agregando variantes y quizá algún gesto corporal preciso que desató el éxtasis.

*

Le prohíben entrar con velo al colegio a niña musulmana sale en las noticias y luego ya la dejan entrar. ¿Y si nos volvemos todos musulmanes y andamos con velos en todas las instituciones? No lo digo de pesao pero ¿Van a haber inspectores y evaluadores de nuestras creencias? ¿Y si soy de la religión Bielsista y debo andar con buzo? Tanto la coacción como la expresión son cuestiones inauténticas (aunque quizá deberíamos dejar tranquila a la expresión y comenzar por la coacción) y sólo en los desniveles se saca lo mejor de cada una (y la desaparición es lo mejor en muchos casos)

*

“Nadie escucha su propia voz, que es un rostro. Nadie escucha su propio acento, que es un lugar. Nadie escucha la reflexión de su voz, que ofrece la tarjeta de presentación casi japonesa con el signo de pertenencia social al que apela por sus intenciones. Nadie escucha y todos obedecen a ese sonido, a ese acento, a esa inflexión que nos guían. Nuestras quejas desenmascaran en nosotros un triste goce. Nuestras protecciones nos acusan. Nuestras fobias cuentan nuestra vida de manera más indecente y más directa que nuestros propios sueños. Nuestra ropa hace detalladamente una lista de nuestros héroes. Nuestros vicios delatan menos el régimen de nuestros placeres que la sombra de nuestros temores. Nuestro cuerpo no es más que el esclavo sometido a todos aquellos con los cuales se ha identificado, es decir, los tiranos familiares, muertos desde hace mucho tiempo, que en la medida en que están sepultados tiranizan más intensamente ese cuerpo que han generado, por el deseo que sentimos de repatriarlos en nosotros como en unas tumbas. Nuestra apariencia tiende sus cadenas a la dominación errante. Nuestra mirada lo dice todo y los anteojos negros todavía más” (Pascal Quignard, Retórica Especulativa, segundo tratado: “La Lengua Latina”, Buenos Aires: El cuenco de Plata, 2006. pp. 66-67.[F. K. me etiquetó en esta nota en facebook])

*

“Está parado. Y está parado de
modo tan absoluto y definitivo
como si estuviese sentado. “

(Grombowicz)

*

De mail a M:
“(…) fui a la música contemporánea solo. una pieza monumental directo a los nervios a los huesos al natgeo interior con leones y ballenas saltando comiéndose etc etc y el resto pura paja molida sabis. si supiera más terminología musicológica podría criticar de verdad pero…. una mierda, en el fondo es bien penca la música contemporánea, suena toda igual, incluso más que el regetón, más homogénea aún, salvo, claro…. esta pieza magistral (calificativo de mierda) que creo que era de aliosha solovera…. revisaré tengo el programa al lado (saqué dos y pienso sacar dos cada vez que vaya porque los uso de maus pad y los voy renovando a medida que se ensucian)… sí, es aliocha solovera con ch, que según la rae desaparece del abecedario…. cómo si tuviera alguna trascendencia, en fin, me bajo del metro y ni 100 pesos pa comprar pan. lo digo porque en el fondo me gusta cuando se me acaba la plata. cierta sensación de sobrevivencia. acá quedan tallarines en el refri así no más sin calentar les planto un tomate reventado con la mano encima un poco de sal y sería.

y eso, y así, necesito no sé qué, a esta hora, a todas horas, a veces es tan difícil escoger si salir o quedarse y si uno se queda es difícil escoger si cocinar algo que se demore o sólo echar un pan con mantequilla al horno o echar a lavar lo ropa o leer y si uno escoge leer a veces se lee un rato en el living un poco acá en la pieza incluso en el veinteavo piso esperando la secadora. “el instante de la decisión es una locura”: epígrafe de Kierkegaard de un derrida robado a feli… a veces ando mañoso no sé de qué sabis… recién me mojé la manga del polerón y grite CONCHASUMADRE, me carga mojarme las mangas o los pies con calcetines tanto como me carga esa gente que para ser más escuchada te habla tomándote el brazo casi pellizcándote, mojarse las mangas o los pies es como si el mundo como si las cosas fuesen alguien impertinente que quiere ser escuchado, es lo peor que puede pasar en una cocina, y en las duchas también, esta ducha, todas las duchas, ¿por qué no son más razonables y nos hacen caso?”, si uno le da un poquito de fría debería salir un poquito de fría (…)”

*

Mail a radio Beethoven:
-¿Van a pasar en diferido el XX Festival de Música Contemporánea en su
integridad? Quisiera saber cuándo, por favor.
Saludos.

-Se transmitirá todo el festival posiblemente a partir del 22 de noviembre,
aunque depende del tiempo para masterizar las grabaciones.
Saludos,
José Oplustil

*

“Tenemos demasiadas cosas y no suficientes formas” (Flaubert)

*

Arroz a la mantequilla: acordarse a las dos de la mañana que el arroz no puede quedarse en la olla y echarlo en el envase de la margarina al cual aún le queda un raspado insuficiente para hacerse un pan pero suficiente como para darle un toque de sabor al fome arroz blanco.

*

Una cagada la música contemporánea de hoy miércoles. Un error haber faltado al seminario de Hegel. N se quedaba dormida y yo también.

*

No sé cuándo empezó pero el juego consiste en que estando en la ducha y con el jabón en el suelo hay que darle un empujoncito con el pie que lo haga subir por la curva de la tina hasta llegar a la baranda en que lo espera el champu y el bálsamo como si fuera un skater que terminó su sesión de saltos. Se requiere mucha precisión.

*

Ahora los niños nunca están solos dijo recién Cecilia Vicuña en Adentro y afuera, un documental sobre poetas de NY que quería ver hace semanas y que me topé en el 13 cable. Pensé en mi hermano de 10 años jugando Counter Strike en línea todo el día. Pensé en que aumentan las mediaciones y perdemos lo inmediato ¿O nunca hubo nada como eso?

Read Full Post »

No me gusta la sensación luego de decirle saco de gueas (por motivos sumamente estúpidos) a alguien que no conozco. Es como si los rostros mismos fuesen inocentes. Y es como si los rostros aparecieran siempre después de haber dicho lo que dijimos. Por eso olvidamos las caras de los increpados. Cuando se llega a la agresión verbal o física la mayoría de las veces es de pajeros e imbéciles no más. Muchos de los conflictos cotidianos son de lenguaje, pero no problemas formales de lenguaje, como si el profesor estuviese en otro registro que el heladero, sino más bien problemas de voluntad de explicarse. ¿Por qué habría de demorarme y gastar energía en el otro que es un otro indeterminado? Así habla el enano burgués adentro de nuestra cabeza. A la mínima interacción conflictiva con el otro aparece la sensación de estar siendo visto y no hay que quedar mal. Y a mí me gustaría tanto omitirme, sólo que también habría que tener cuidado de no hacer una apología de la ausencia. El caso es que suelo ser un imbécil también y el 80% de las veces quiero demostrar que el otro está equivocado (y sigo creyendo que lo está, pero quiero insistir en que eso, al momento del choque con el otro, da lo mismo). Hay serios problemas de voluntad analítica para situaciones mínimas. La personita se impone. El honorcito se impone. Como si la política se guardara para la vida exterior a lo cotidiano. Hay una incapacidad objetiva a veces. Una vergüenza a demorarse más de lo que indica el manual de la sociabilidad. Una verguenza de trascender en el sentido más pedestre y efectivo de la palabra. Una posible salida sería superar esa pulsión por ganar y volverse transparente, volverse un monje y que el otro explote en insultos y administrar eso de lejos como un tercero, pero no me sale, salvo una vez que le apunté y le disparé con un plátano en la cabeza a un conductor que casi me atropella, no me fijé como se lo tomó pero por lo menos sentí que le había hecho una finta a la necesidad de tener la razón… Creo que ese es el sueño de la Ley, Godard dice en Notre musique que el sueño del individuo es ser dos y en cambio el sueño del Estado es ser uno, bueno, el sueño de la Ley podría ser el de escindirse de todo sujeto posible y andar por ahí como un poderoso fantasma. Por ejemplo el otro día iba cruzando con verde en plaza Italia y un taxi me roza la pierna doblando a una velocidad igual peligrosa y yo automáticamente lancé una patada para atrás como un caballo le di al hocico del auto y desde dentro ese ser x me gritó ¡qué te pasa conchetumadre! y yo le dije ¡y qué tanto sapo reculiao! “Sapo reculiao”, como si usara esas palabras, me pregunto si habré sonado creíble, agresivo, y no como alguien asustado que busca en su precario manual inconciente de frases chorizas algo que decir. Como sea, a posteriori siempre pienso que se podría reaccionar de otro modo. El viernes fue de mierda y venia cargado de bolsas y el notebuk y libros que había sacado del arcis bajo el brazo y con un pepino en la mano le pregunto al señor cuánto sale y me dice 300, y yo le digo ¿el kilo?, y pone una cara nefasta y me dice “¿qué tenis en la mano?”, me le quedo mirando y no digo nada y él dice “un pepino pos, 300 el pepino pos asopao”, y me quedo mirándole con aún más insistencia y sorna, como travis al proxeneta en taxi driver, incluso con ganas de decirle “¿me estai hablando a mi gueón?, no veo a nadie más alrededor, ¿me estai hablando a mi?”, pero sólo me rio, dejo el pepino ahí y murmuro un “saco de gueas no más” que es oído por el señor saco de gueas que a su vez eleva un ¡SACO DE GUEAS BOS POS! bien notorio y yo simplemente camino sin mirar atrás pensando que igual puede venir corriendo y hacerme un lazo de lucha libre o algo así.

Read Full Post »

Llego del colegio tengo 350 justo para una bolsa de arvejas las hiervo mientras me baño y pienso que quizá ya no queda otra que bañarse dos veces al día echo las arvejas al colador pero no me las como porque llegan la pía y el hugo vienen del mol florida center se compraron la Trilogía involuntaria de Mario Levrero (La ciudad/París/El lugar) por cuatro lucas en una cajita muy amena así que para allá parto imaginando que sólo quedan uno o dos ejemplares sin almuerzo ni nada echo un par de libros a la mochila un itinerario mental que acordamos con C paso a por ella en Irarrázaval pero cuando paso no está y pienso que me atrasé o que no nos entendimos bien así que reviso en el cambio de anden tampoco está sigo hacia metro mirador leyendo el diario de Levrero que igual ya se pone aburrido si no se le lee alternadamente con algo más contundente o por lo menos alejado de esta fenomenología del ocio que es la Novela Luminosa ayer terminé Breviario de los vencidos de Cioran bien penca el libro terminé leyéndolo sólo porque cuando me aburrí ya iba en la mitad y como en el chiste de condorito mejor nadar hasta la próxima orilla que devolverse o sea lo abro al azar y qué tenemos “en ti germinan brotes de lepra en tu carne abrasada por el insomnio hierven vapores fétidos que extraen a los capullos la savia de su delicado crecimiento y la transforma en espuma que ríe con sorna” aunque también le saqué unas cuantas citas decentes por ejemplo subrayé “más solo que el gargajo de un diablo” bien igual o “la felicidad carece de yo” también bien si se ve la frase en el sentido político y no en sentido llorón individualista o “el amor no nos puede curar de lo otro” también subrayada por motivos opuestos a los del autor ahora el que sí dejé a la mitad y ni me devolví ni avance a la otra orilla lo dejé ahogado en medio no más fue En el lago de Kawabata lo leí como molesto todo el tiempo sin entender quién era quién ni de qué se trataba quizá formalmente está bien armado pero la trama no me enganchó no más quizá está hecho para ser leído con exclusividad sin lecturas paralelas el caso es que llego entonces a mirador me voy por un tubo que deja en el mol mismo camino al jumbo a la entradita está el pack Levrero y también un pack Javier Marias y desperdigados muchos libros sueltos con portadas abominables hay también unos packs de Isabel Allende más un Ampuero más otro que no me acuerdo plastificados los tres guácala saco la trilogía saco también una bebida gaseosa con sabor pero en realidad sin mucho gas y sin mucho sabor bien igual también unas galletas nut kiss y unos pan pita que dejo en el camino por un momento pensé en echar los libros adentro de la bolsa del pan y llenar de pan por encima como el otro día cuando con F robamos 1500 pesos de jamón en el líder con este mismo método pero no me atrevo pago todo y me demoro más de veinte minutos en salir de la cagá de mol primero salgo por el estacionamiento hacia una calle incomprensible sigo rodeo el mol pero no veo el tubo la pasarela de mierda esa por la que entré empiezo a tener rabia a maldecir entonces diviso el tubo pero no hay cómo subir llego hasta el final hasta la separación del mol con la calle con la ciudad pero heme ahí encerrado de lejos no se notaban las rejas y curiosamente la escalera para acceder a la pasarela que me lleva al metro sólo es accesible desde afuera de la calle y de todos modos está cerrada hay otra subida más allá me acerco y también está enrejada le pregunto a un guardia cómo chucha se sale de aquí así con esas mismas palabras pero no increpándolo como si él tuviera la culpa sino evidenciándome como gueon perdido y enojado y él también se ríe y me dice que sólo se puede subir ENTRANDO DE NUEVO AL MOL SUBIENDO Y DESDE ALLI DESDE EL TERCER PISO ACCEDER AL TUBO DE MIERDA QUE ME LLEVARA AL METRO bien perfecto es la única manera de salir han pasado veinte minutos camino escupiendo en el pasillo del mol de mierda que me diga algo un guardia no más subo los tres pisos entro al metro abro mi bendito pack Levrero abro las galletas abro esta agua con semigás con semisabor miro una niña que parece japonesa pero no lo es muy bonita sobre todo porque se nota que no está interesada en parecer japonesa o china o lo que sea ni menos aún otaku ni nada de esas tonteras lleva de esos pantalones anchos con pretina harta flor harto pajaro hartos colores una mochila sin ningún estilo que le cuelga como un gran moco otra mujer perdida en el metro siempre he dicho que las mujeres nos llevan la delantera en posibilidades de ropa estoy cansado y la miro con descaro pero también con neutralidad sudo y supongo que es como cuando los perros le miran a uno justamente asi desde abajo como voy sentado comiendo galletas que no son de perro pero bien podrian serlo luego en metro irarrazaval entra mucha gente me paro alguien me saluda es C raro rarísimo va hacia estación central a comprar pasajes a Curicó igual que yo o sea para eso nos íbamos a juntar denante cuando no la encontré y seguí de largo me dice que llegó muy muy tarde le digo que vengo de vuelta de un mol de mierda que no me dejaba salir y ahora sólo ahora que lo pienso si no me hubiera costado tanto salir no me la habría topado de casualidad en el mismo tren en el mismo vagón pero no es que todo sea por algo a priori nunca es eso sólo las mamás pueden decir eso y en esos casos uno tiene que decirles que a veces es conveniente compensar cosas no más y uno intenciona hacia atrás a la realidad informe caotica inocente el punto es que en el primer caso mete la mano dios la naturaleza o el destino y en cambio de este otro modo es el hombre y punto sacamos entonces los pasajes ya no están tan baratos diálogo de sordos con la niña que atiende y habla como si el altavoz funcionara 2800 la pura ida mal igual bien igual da lo mismo en lo que sí tiene razón una madre o mi madre en particular es en que la plata va y viene tomamos una micro nos bajamos en uc una empanada de pino grandota jugosa para llevar ahí en Valle de Oro cruzamos al gam siete con veinte qué mas justo sala A-1 XX festival de música contemporánea abro el envoltorio y como rápido la empaná antes que empiece el asunto que está mucho mejor que ayer hay unos despelotes instrumentales más comprensibles como que mido la intensidad de las composiciones con el simple hecho de no quedarme dormido en el entretiempo aparece A y nos preguntamos cuándo empezará a ser masiva esta música cuándo o qué tipo de cosas deberian pasar para que haya un ensamble tocando en algún programa nocturno conducido por el nieto de lucho jara me dice que lo más cercano que podría pasar seria un Philip Glass con Masive Attack y tiene razón lo mejor de todo ocurre al final con “Las 7 vidas de un gato” (1996) de Martin Matalon para flauta clarinete trompeta dos percusiones piano violín violoncello electrónica y en video Un perro andaluz que sólo yo no había visto nunca (A y C la conocían de antes) y quizá por eso quedé maravillado con la suma de tanta cuestión y el no saber si mirar la película o el ensamble cosa que al final daba lo mismo porque sincronizaban a la perfección.

Read Full Post »

octubre (14-31)

Comida para despedir a B (terminamos viendo plan z en el plasma gigante) y de vuelta acá unos completos mutantes en marraqueta con mayo casera del negocio de la esquina. Mucho comer. Gordura mental. Los completos desaparecen en cinco minutos. Noto, eso si, que no es puro chancherío sino que en el fondo la guea se empieza a desarmar de a poco y uno se apura y por eso uno come rápido a veces.

*

A veces no sé qué falta pero falta. Si a los 17 uno se sometía a la noséqueidad llorona afectada pura y escribía atroces poemas de un padecer que a simple vista no tenía que ver con nada ahora sólo se deja constancia y se pasa a lo que sigue. La sucesividad que salva y subsume.

*

Ordeno la música bajada. Pongo subtítulos a las películas. Hago respaldos en devedés. Picoteo el diario de Levrero y el de Bertoni. Ya me acostumbré a que los viernes fueran así. A que los viernes y los sábados y los domingos sean así. Reviso mi presunta novela, agrego cosas, trato de avanzar, pero me doy cuenta que antes necesito escribir. Escribir aquí.

*

Paso a comerme un italiano. Piden el nombre. Mario, digo, Mario Levrero.

*

Una hora la olla con sopa prendida en el mínimo. No sé qué onda con mi concentración. Se fue a la mierda la sopa que quedaba que tampoco era tanta. Le echo la culpa a las instrucciones que dicen expresamente que uno deje la sopa unos 5 o 6 minutos a fuego lento. En ese estado la llama no alcanza a sobresalir por debajo de la olla y la sopa no burbujea y uno olvida que hay algo que apagar. Pero no es sólo eso. El otro día dejé sin llave. Pero en realidad pensé que estaban en la casa y hasta me despedí de nadie. También el otro día dejé la ventana de la cocina abierta (cuando la Pía llegó lloronsín estaba en el bordecito mirando hacia abajo el mundo) y la puerta del refri semiabierta.

*

Desayuno (Un activia de chirimoya con pomelo y quacker. Dos tostadas en pan de molde. Café.) Almuerzo (crema de puerros con cuadrados de pan quemado-tostado, arvejas con limón, una manzana). Cuesta (caro) comer bien.

*

Conseguí apagar esta máquina durante unas cuantas horas. Triunfos ridículos. Pero Levrero me acompaña: “Lo que pretendo no es gran cosa: apenas normalizar mis horarios de sueño y permitirme, como consecuencia, mayor actividad en las vigilias, caminar por la calle a horas apropiadas, disminuir los tiempos de uso de la computadora, ese tipo de cosas”. Se gana una carita semifeliz.

*

Todos los mensajes de Facebook son avisos de eventos a los que he puesto que voy pero no voy a ir. ¿Espero algún mensaje de alguien en particular? No creo. Desperté con sueño (a las 11:30) pero decidí no seguir durmiendo porque o si no se desordenan los horarios y el lunes no podría dormir para ir al colegio. Anoche vi Tokyo! y me quedé hasta las 4 buscando la filmografía completa de Joon-ho Bong, el director coreano de shaking Tokyo, la última de las tres historias que componen la película. Tuve que verla dos veces, esa tercera parte. Dejé bajando las 4 películas que tiene aparte de esta colaboración. En el torrent, debajo de las de Joon-ho Bong, cuento 30 películas de Godard, la mayoría detenidas o en cola, es decir, esperando que se libere el cupo de 13 archivos activos (bajándose o enviándose). ¿En qué momento veré tanta cosa? Despierto porque he puesto el despertador. Tomo el mismo desayuno de ayer. No puedo sino prender la tele y ver qué partido están dando. Mallorca-Español, fome. Siempre trato de demorar esto, el momento de prender el laptop, leí unas dos entradas del diario de Levrero acostado, o ni siquiera acostado sino que en esa posición extraña a la que me he acostumbrado con un pie en el suelo y el resto del cuerpo sobre la cama. Hice la cama. Y hacer la cama en esta pieza-cubículo es una hazaña. Pero luego no quedó otra que prenderlo. Es que tengo que hacerle un trabajo a la C y los pdf hay que leerlos aquí (lo difícil es abrirlos y ponerse manos a la obra sin caer aquí en el Word o en cualquier otra excusa). No tengo ganas de hacer este ensayo. Igual que con la práctica. Sólo aparecen las ganas estando ya dentro. Sabiendo de qué se trata. Involucrándose. Parece que es así en todo orden de cosas. “Primero debemos creer, luego creemos”, dice Lichtenberg. En este caso sólo habría que intercambiar creer por querer, querer hacer un ensayo por ejemplo.

*

La pía me acaba de contar orgullosísima que tiene una amiga que aplica categorías filosóficas cuando sale a ver ropa y por ejemplo dice gayaaa este vestido está más allá del bien y el mal.

*

Para la lista de próximos libros: Evguenie sokolov, de Serge Gainsbourg: Historia de la vida de un artista marcado por la incomodidad y el placer de estar lleno de gases.

*

J’en ai marre. Estar aburrido, chato.

*

La letra chica del pdf que además es fome me hace dormir cierro la cortina abro un poco la ventana siento el viento en las piernas y me duermo en 30 segundos. Me despierta el frio. 19:45. Voy al super en ese estado agradable de zombi. Las últimas 10 lucas. Es raro cuando uno encuentra todo lo que ha salido a comprar. Gasto 6.300 pero sólo me quedo con las monedas: los 3 mil restantes se me caen en el camino. Creo que incluso los sentí caer y los patíé pensando que eran una bola de papel. Y de hecho eran eso: una bola de papel formado por boletas arrugadas que adentro traían tres mil pesos.

*

C me dice que a veces o muchas veces muevo la cabeza como una gallina o una paloma.

*

La Tarotista le dijo a mi mamá que seré profesional. ¿y si me quedo acostado para siempre ah?

*

El Loto: una autoteletón del capitalismo.

*

Martes 19. Vamos a la udp con Mz. Esperamos que se disipen los fotógrafos y saludadores varios. Le entrego mi paquetito a CB en un momento en que nadie mira. F copano al lado me mira como con cara de “uy el fan”. Agarro unos canapés un sorbo de bebida y nos vamos.

*

A la biblioteca nacional con M, no me acuerdo si es helada o calurosa esa biblioteca y tampoco me acuerdo de si las sillas son cómodas sólo me acuerdo que alguna vez pasé las mejores tardes ahí leyendo hambre/pan de Knut Hamsun.

*

El gato está cagando adentro de su caja y a cada pujada le tirita la cola que se le quedo afuera atrapada entre el borde y la puerta de plástico.

*

Me duermo en el sillón. A propósito. Con Marcuse como almohada

*

500 payasos riendo durante diez minutos en la feria de la risa en méjico. Una pena.

*

En Curicó. Amo este patio, el ir y venir de mi mamá, la ropa tendida tiritando de puro gusto.

*

Sábado en la tarde. Le dieron de tarea a mi mamá ver Un crimen ferpecto de Alex de la iglesia. Tareas de oficina. La bajo y la vemos en el notbuk.

*

Rara felicidad. Una planicie de cosas sin importancia y me recuesto allí. Lo que pincha apenas pica. Lo que duele da risa. Lo que falta murmura. La urgencia se retira con las manos en la espalda y aún así queda, quedo, quedan las cosas, inocentes cosas.

*

Cada vez que subo a usar la secadora al piso 20 me quedo mirando el horizonte curvo de luces y me dan ganas de tener marihuana.

*

Puta que escribe feo Claudio Bertoni (su letra)

*

Resistiéndome a una siesta toda la tarde cagao de sueño y ya son las tres de la mañana muy despierto no entiendo nada.

*

“pienso que deberian hacerr cosas didacticas como puzles sopas de letras y tambien preguntas que hagan pensar cosas que hagan que uno se pegue cabezazos contra la mesa” (respuesta de una alumna en relacion a qué deberian medir los test considerando las inteligencias multiples -se gana una carita feliz)

*

Cambio el cheque. Retiro la taza en emotion (mamá de cumpleaños, imagen de ella, hermano y yo) Camino más de la cuenta. No encontraba la dirección. Paso por una librería, compro un destacador fucsia, post-it, minas cero nueve y un lápiz pasta Pilot BP-S Medium (hace años, el único lápiz pasta que uso) Alcanzo a avanzar una cuadra y me devuelvo: se me quedo la cajita con la taza de emotions. Ya me la habían guardado. Paso donde feli pero ya se fue. Me gano un almuerzo.

*

1:18 am. Las piernas traspiradas y se me pegan miguitas de pan.

*

“Nada nos precede, nada coexiste, nada nos sigue. El aislamiento de la criatura es el aislamiento del todo. El ser es un jamás absoluto.” (Cioran)

*

Creo que nunca había escuchado el sonido de una cuchara revolviendo una taza al interior de una pieza mientras paso caminando junto a la ventana aminoro el paso como si supiese que nunca más me será permitida tamaña revelación de qué en todo caso.

*

Un poquito de Cioran. Un poquito de Simone Weil. Como robando y empatando desasosiegos.

*

¿Qué tiene que ver uno con lo dicho? ¿Qué justificamos o modificamos? ¿Cuál es la vergüenza de escribir? ¿De qué pide perdón Derrida? ¿Qué importa que todo preámbulo esté manchado siempre de lo ordinario, de lo inmediato, de lo vano –o peor aún: qué importaría dejar entreabierto para siempre (e incluso adornar y volver cómodo) el acceso al preámbulo, a lo inútil y extenso y gratuito de simplemente poner y poner? ¿De qué otro material sino de éste podríamos construir un trampolín que nos lance fuera? ¿Por qué al decir éste, tendría que pensarse en un éste individual y no en un éste genérico?

*

Ni decimos ni somos dichos ni escribimos ni leemos solos nunca. Nunca.

*

Siento el olor y lo sigo hasta el living como en los monitos creo ver el olor en el aire. Un olor verde espeso y natural.

*

Esa naturalidad hastiante de la persona pública. La impenetrabilidad total del político en la tele. Sensación de que nunca nadie hará la pregunta que desarme su arsenal de gesticulaciones. Y la sospecha de que, aunque los critiquísimos escritores que uno lee sustituyeran a los periodistas, el mundo seguiría siendo materialmente el mismo.

*

¿Qué opinaría Levinas de este cuidado moderno de cuadricular el rostro en las noticias?

*

Sábado 30. De nuevo en el patio de Curicó. Ponemos unas sabanas amarradas de unos árboles y fierros para hacer sombra. Lanzar las sabanas hacia las ramas no es cualquier cosa. Cuesta engancharlas. Al lado el perro está vuelto loco porque parte de la sabana cae hacia su lado del patio. Cae y se retira. Le decimos cállate perro culiao y a veces se calla. ¿Se sentirá mal el dueño? No lo están pasando por la tele así que vemos online el partido del real Madrid. En el segundo tiempo van empatados a 1 y le digo a mi hermano que el partido terminará tres cero a favor del Madrid. Dicho y hecho.

*

Ese Cristiano Ronaldo… ¿qué importa que sea un pedante si juega como juega?

*

Despierto se rompe la cama porque sí sigo durmiendo en 45 grados de inclinación embutido en la esquina una hora después el brazo muerto dormido lo golpeo y agito y salgo de la cama como de un bote a remos remo entonces hacia el puerto del patio varo mi mamá pasa como un buque de carga ida y vuelta con tiestos de ropa.

*

Jaloguin reculiao. Estoy solo en Curicó en la casa y por un momento me vi con las luces apagadas casi escondido sin saber quéhacer porque si prendía la luz pa teclear aquí iban a cachar que había gente y se quedarían gritando pidiendo dulces entonces estuve sin hacer ruido en el patio como si fuesen monstruos como si hubiese una guerra afuera mirando por la cortina despacito pero al rato mi mamá llama y me dice que hay una bolsa de dulces que se me acaba en 15 minutos porque les doy de a mucho les lleno sus calabazas y me miran agradecidos en todo caso esa es la idea que se acaben rápido y cuando no quedan más pongo un cartel pegado en la puerta que dice “se acabaron los dulces 😦 por su comprensión muchas gracias” y también para la credibilidad le agrego la bolsa vacía de ambrosoli pegada también con guincha café. Aun así pasan unos cabros y me tiran una piedra y salen corriendo y ahí salgo yo vestido de vagabundo y en calcetines y les grito que los descuartizare y enterraré vivos

*

Pierdo el pasaje lo busco por todos lados y al final ya después de mucho rato después de haber buscado en la basura en el patio en el suelo debajo de las camas entremedio de los libros incluso adentro del refri me da por ver y escarbar en el papelero del baño y tate ahí está entremedio de las cacas no sé cómo llegó ahí.

*

Todos los carretes oidos desde lejos son miserables.

*

“¿Dónde están las palabras, dónde la casa, dónde mis antepasados, dónde están mis amores, dónde mis amigos? No existen, mi niño. Todo está por construir. Debes construir la lengua que habitarás y debes encontrar los antepasados que te hagan más libre. Debes construir la casa donde ya no vivirás solo. Y debes construir la nueva educación sentimental mediante la que amarás de nuevo. Y todo esto lo edificarás sobre la hostilidad general” (Llamamiento y otros fogonazos)

Read Full Post »