Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 agosto 2011

Y al final todo se reduce a que, habiéndolo hecho mal o semimal durante cierto tiempo, uno se pregunta con qué derecho ser otro, desde dónde emerge mágicamente la nueva actitud, desde dónde sale ese otro, qué de mí es esa mano que divide mi parte mala de mi parte buena, escoge una y la introduce en el mundo. Poco importa si el mal en uno es la pereza o el asesinato en serie; la dificultad para zafarse es la misma. La desconfianza es fenomenológica y uno se pregunta ¿cambiamos?, ¿o cambia una totalidad que queda casualmente reflejada en tal o cual individuo? En cualquier caso, lo que se nos chanta en la cara siempre es el ritmo progresivo, infinitamente pequeño e imperceptible, de los días. Un sedimento que pega y permite usualmente dos opciones: la mísera sucesividad bajo la cual todo se glorifica con la ternura o la técnica de la mismidad, o bien un tipo especifico de cambio de vida, más animal que autoconciente, dentro del cual el afortunado siente que ha tomado las riendas de su vida, a la manera de quien, ganándose el loto, ordena retrospectivamente todos sus sufrimientos como cosas que fueron necesarias, justas y merecidas. Se nos ofrece mismidad u otredad, pero ambas como naturalezas muertas
(…)
Tengo el folletín de la CUT para los días del paro aqui en frente. Un instructivo muy didáctico acerca de cómo y porqué paralizar Chile. Lo miro, hago la analogía, y siento que estamos en momentos parecidos, sólo que no necesitamos folletines de ningún tipo. En silencio callados a ojos cerrados y también a ojos abiertos ya hemos pensado cómo queremos vivir. Queda en evidencia que no vivimos. No del todo. No como quisiéramos justo cuando tenemos los ojos cerrados o abiertos y estamos callados pensando en ello. Ya tenemos listo el gobierno de sí. Incluso estamos preparados para la eventualidad de vivir en la precariedad de la postguerra durante largos periodos. Sólo nos falta una mayoría, un pueblo interior que se alce. Una legitimidad. ¿Por qué no ahora? Con transición no más. Total, qué importa hacer la revolución en la propia vida, pico con la vanguardia de sí mismo. Una transición que ojalá sea a través de puras mini revoluciones eso sí. Asi ha venido siendo desde siempre. Es una primavera secreta esta. Paralela a la de Chile. En menos de dos años, inevitablemente, estaremos en otra parte, con otra vida. Eso debería servirnos. Saber que ya estamos ahí. Ya pasó. No tenemos que hacer que nada pase. Ya pasó. Así que, por eso, hagamos que pase.

Anuncios

Read Full Post »

1. Aunque te insten a levantarte de donde estas sentado y ni siquiera te toquen, es violencia. Aunque te insten a circular en la dirección opuesta a la que te dirigías, es violencia. La tecnología de maniobrar masas en vistas de peligros ficticios, es pura violencia. Era obvio que hoy día iba a quedar la zorra si no permitían la marcha. Hasta la señora reaccionaria que la tele siempre busca para entrevistar está de acuerdo en que hoy día el gobierno la cagó. Ahora, los que reclaman que el vandalismo, que los descolgados, que los desmanes, que vayan a la ley común y corriente, ¿por qué los que convocan o los ciudadanos que marchan deberían hacerse cargo? Mejor que sean más eficaces a la hora de agarrar al flaiterio, al oportunista, al que anda jugando al desorden. En vez de andar disfrazando pacos de estudiantes para incitar y justificar la violencia, en vez de andar lanzando lacrimógenas que no discriminan entre hombres niños, embarazadas, asmáticos o alguien (como yo) que en la mañana se dirigía al café literario del parque Bustamante, podrían ser más tácticos y, por ejemplo, tener pacos ninja apostados sobre los edificios que bajen por cuerda cuando están saqueando un local.

2. Avanza el bloque de tortugas ninjas. Pienso en 300, la película. Estoy mirando apoyado en la reja (abierta, por si acaso) del depto de Feli, en Vicuña con Eulogia Sánchez. Mientras avanzan algunos pacos se envalentonan y van pegándole lumazos a los postes a los árboles y a sus propias rodilleras. En ese instante no puedo sino soltar una tremenda carcajada. Me esfuerzo para que la oigan. Pasan por mi lado y sorbeteo mi leche con frutilla. ¿Les enseñaran esas cosas en “Tácticas de Intimidación 1”?

3. Se debe superar ese naturalismo, ese reaccionar instintivamente con barricadas y piedras a la represión, por muy jodida que sea, y pasar hacia una estrategia de violencias inesperadas no sólo para los aparatos represivos sino también para los medios de comunicación. Violencias que no sean inmediatamente traducibles, capturables. Un buen indicio es que nadie entienda inmediatamente qué está pasando. Sospechar de todo lo que se deja entender rápidamente. Por ejemplo, tomarse todas las esquinas de Santiago con grupos de no más de cinco personas, con carteles, con representaciones de fogatas echas de cartón, etc. No habría alteración del orden público, no habría violencia, quizá por lo disperso del asunto se perdería la efectividad del acontecimiento, entonces lo que habría que hacer sería hacer que esos pequeños grupos marcharan de esquina a esquina y que en algún momento uno de esos grupos de las cuatro esquinas marchara en dirección a otro sector de cuatro esquinas en un relevo perfectamente sincronizado que en su totalidad diera la sensación de una marcha en red. De este modo los pacos no podrían hacer nada, no habría alteración a su bienpreciado orden público; cualquier tentativa de represión a una estrategia de movilización como esta sólo serviría para que la policía fuese perdiendo (aún más) su legitimidad ante la ciudadanía.

4. En cuanto a hoy, cuando ya ni siquiera está permitido reunirse; cuando una marcha es dispersada antes de empezar; cuando vi que un guanaco le chantó el chorro encima a un par de estudiantes que estaban sentadas; cuando veis y escuchai las conversaciones de los pacos que CREEN en lo que están haciendo… hasta el más sensato siente ganas de destruir algo, de arrojarse con el cuerpo por último encima de un paco, de cruzar el límite arbitrariamente impuesto, aunque no haya necesidad, aunque no sirva de nada. Es un gallito de fuerzas que no lleva a nada, sí, pero puta que dan ganas de jugarlo en un día como hoy.

5. Prohibiciones como estas no deben verse por sí mismas, como una eventualidad, como contingencia, sino como el único tipo de dialogo que los gobiernos tienen cuando creen estar seguros de algo que contradice al pueblo. Tener presente que así funciona el amor desesperado del Estado.

6. Paco quitando y luego arrastrando un lienzo. ¿No es eso robo a la propiedad privada? ¿No hay inversión de tiempo y materiales en la construcción de ciertos lienzos? La miserable cara de triunfo del paco gordo y la conchasumadre que te pario ni tu mamá te quiere paco culiao.

7. Ahora estoy en el balcón donde F, hago como que los grabo con mi celular que no tiene cámara. Hay buen audio del asunto hay unos cuantos grupos de pacos desviando a la gente y justo un paco detiene a un cabro y le indica la mochila el joven se la pasa “ábrela bos pos gueón” el joven accede el paco va sacando cosas y tirándolas al suelo. No halla nada. El joven recoge sus cosas. Grabo todo con mi cámara falsa. Luego, otro cabro que es desviado por el paco hacia el parque forestal le dice a éste que no quiere dirigirse hacia allá porque está lleno de lacrimógenas y el señor carabinero le dice “no gueis pos cabro culiao” y yo ahora desde la ventana lateral por Elogia Sánchez le grito “como que cabro culiao, paco reculiao… te tengo grabao” y el paco reculiao grita hacia arriba “qué andai sapeando” y después nadie dice nada y me quedo mirando largo rato haciendo grabaciones falsas con mi celular.

8. ¿Qué es el orden público, en cualquier caso? Hay infinitas maneras de caminar y trasladar y usar los cuerpos. Hay infinitas maneras de comunicarse y usar los espacios públicos. En realidad, cuando dicen alteración del orden público, lo que quieren decir es alteración del orden comercial y de la fluida circulación de la población que vuelve del trabajo a su casa a ver yingo y las noticias en las que legitimamos ese orden publico para luego, a través de ese orden público, poder llegar a la hora al trabajo.

9. Acotación de Feli: en cuanto a la televisación de los disturbios, debería aplicarse la misma lógica de la FIFA: no mostrar a esos pocos pelotudos que destruyen la indumentaria pública del mismo modo que en el fútbol no se muestra al tipo que se mete empelota a correr por la cancha en medio del partido.

10. Ya en la tarde. Me junto con L en el GAM. Cierran a las 6 así que nos venimos pa la casa. Varios amigos me dicen que vayamos a la marcha pero me niego y les digo que ya se sabe el desenlace. No tengo ganas de andar corriendo como Tom y Jerry. Y bueh, en un semáforo en rojo de plaza Italia un guanaco no espera que den la verde y nos moja a todos. Super buena estrategia. Los autos paran en seco y corremos. O sea corren. Yo tengo rabia. Rabia de esa que te da una seguridad desmedida. Camino con las palmas de las manos hacia arriba y escupiendo agua. Me saco los lentes al lado de un paco y los sacudo ¿Qué estará pensando ese chuchesumadre? Increpo a cada paco de mierda que me topo. Quiero saber cómo hacen la distinción entre gente que se está agrupando y gente que sencillamente va pasando por ahí y queda casualmente agrupada. Es una crítica interna, les digo, asumiendo la prohibición misma, cómo hacen esa distinción. Como buen paco no mira a los ojos y balbucea cualquier guea, cualquier frase como “circule”. Reviso la mochila y menos mal no traspasó hacia el notebuk ni hacia los libros. ¿Debía irme por otro lugar para no ser mojado? ¿Me lo indicaron previamente? ¿Dijeron que estaba prohibido transitar, desplazarse por Baquedano, y esperar para cruzar junto a una luz roja? ¿Se preocuparon de tener vías alternativas de escape para la gente que no quisiera “darles cara” como vi que uno envalentonados jovenzuelos decían? ¿Hubo un plan acaso o la guea más que dispersar fue entrampar a la gente no más? Daba pena ver las pobres señoras, o ancianos, los más cagaos de todos, ahogados, apoyados contra cualquier vericueto. Hoy la gente le tenía miedo a los pacos y no a otra cosa. Y eso es algo que no veía con tanta crudeza hace nunca quizá.

Read Full Post »

julio

“El islam es el occidente del oriente” (Jean-Luc Godard)

*
“Me agobia la duda y la posibilidad de que la M haya leído en mi cuaderno que un día me masturbé mirando a las mocosas del ballet Alpha en la televisión. Me agobia sobre todo porque no es cierto. Lo anoté para darle color no más a un día perfectamente normal” (Claudio Bertoni, Rápido antes de llorar)

*
El caos es la suma de todos los órdenes. Lo irracional está determinado materialmente. Toda censura debe ser experimentada como invitación a detenerse unos segundos antes de seguir avanzando, esto es, antes de seguir metiendo lo irracional en lo racional.

*
“Estaré contigo cada vez que te acerques a lo que eres, seas lo que seas.” (Ray Loriga)

APUNTES SUELTOS SOBRE LA COPA AMERICA
1
Primera transmisión. No saben enfocar bien la bandera gigante. Crítica interna: dentro de la propia lógica televisiva deberían haber tenido una toma amplia que comparara el porte de la bandera con el del estadio y sólo en ese momento el relator debería haber soltado su comentario romanticón que por supuesto ya pensó la noche anterior.

2
“Ojalá Bielsa esté viendo este partido así como se lee una carta de o para una expolola”

3
¿Por qué el mati TUVO que hacer ese amague de rabona antes de los dos minutos del primer partido? O la hace de nervioso o de algún modo siente que es su DEBER.

4
Ser hincha como ateo que reza escondido. Finalizado el primer partido nos venimos de donde S y ya hay autos tocando la bocina y jóvenes saltando con banderas y esas miradas desde adentro de los autos que te invitan a levantar los brazos o a saltar como imbécil durante los tres segundos en que pasa el auto ¿Qué hay que hacer para llegar a saltar con ellos con sinceridad, con compromiso? Se me ocurren una serie de condicionantes etnológico-culturales en las que agruparlos pero sería impopular. En serio lo he intentado. Estiro las piernas, bamboleo imperceptiblemente el cuerpo, y cuando estoy a punto de hacerlo, veo la luz, la voz interior del hincha racional que me dice que es bueno saltar como idiota, pero que aún no es el momento. Lo curioso es que hace unos instantes hemos participado del mismo ritual.

5
Puros partidos pichuleros los de Chile en todo caso. Buenos, entretenidos, prometedores, sí, pero pichuleros igual. Muy de beibifútbol. Sobre todo sin Valdivia, mucho toque corto, pocos cambios de juego de lateral a lateral, pocos pases en profundidad de esos que botan al defensa cuando queda a contrapié y no logra parar el pase. Con Bielsa, cuando se jugaba bien, VEIAMOS UNA IDEA JUGANDO, DESPLEGÁNDOSE. Con Borghi son como puras ideas chiquititas tratando de juntarse en una gran idea.
Las eliminatorias para Brasil 2014 son la posibilidad de hacer cooperar entre sí a esas idead chicas.

6
Qué tanto gueviamos con ganar en esto y en lo otro… triunfar en una época como esta merece todas las sospechas posibles. Todo triunfo típico trae un mal menor del cual desviamos la vista. Ganar en poesía. Ganar en futbol. Ganar en los negocios. En última instancia siempre hay una lógica capitalista que permea hacia las formas de legitimarse en el mundo, entonces no se trata solo de la actitud ético-matemática de calcular una cuota de filantropía mensual que no interrumpa nuestro estilo de vida sino de mantener siempre la atención puesta sobre esa trampa. Entrar en el juego sólo para introyectar otro modo de vida. Así de vanguardista romántico y qué pos.

7
Reportaje sobre lo que se opina de NOSOTROS, del fútbol de Chile, en el extranjero. La tele como madre orgullosa que cuenta los logros de su hijo delante de las otras vecinas.

8
El partido de hoy lo vi solo con la abuela de feli.

*
Ayer fui a buscar el pase pero olvidé el carnet, hoy me levanto temprano y voy. Echo el carnet a un bolsillo y lo miro varias veces como si fuese a saltar de allí. Compro una empanada de pino en el camino. Llego allá y no tengo carnet. Creo que lo ojié, mi miedo lo hizo saltar. Pregunto si de todos modos puedo retirar el pase pero nó. Se me cayó en el camino, supongo. Vuelvo mirando el suelo. Lo busco en la pieza por si se me cayó en último momento. Nada. Parto de nuevo hago la misma ruta demorándome el doble mirando el suelo. Ahora les pregunto si con la constancia que dan en carabineros por pérdida de documentos puedo retirar el pase y me dicen que no y les digo que tengo muchas tarjetas que acreditan que yo soy yo y me dicen que sólo con el certificado del registro civil que acredite que ya estoy sacando un carnet nuevo y me voy mascullando cosas que ellos deben oír todos los días. Los carabineros quedan cerca. Saco numero. Me doy cuenta que no estoy en la parte indicada. Me meto el tiquet numerado por debajo de la manga temeroso de que algún carabinero me haya visto. Entro a otra oficina indicada y me explican que es totalmente innecesario sacar una constancia y que mejor lo bloquee por internet y mañana mismo vaya a sacar uno nuevo. Bien, vuelvo entonces, caminando. Han pasado tres horas ya. Cuando abro la puerta de la pieza me da por mirar hacia los pies de la cama y ahí está, en el suelo, escondido debajo de un calcetín.

*
“Si no apareces en todo el día, todos piensan que estás perezoso o muerto” (fqwcgr)

*
Cuando muere un chileno en el extranjero siento que el periodista de turno siente una extraña especie de orgullo malsano.

*
DE MEIL A DFCEGCG
(…) Qué vendrá después. Nos preguntamos eso en voz alta de modos tan sutiles que pareciera que dijéramos que sabemos todo el tiempo qué es lo que viene y que estamos todos juntos en una yluegoquéidad sui generis. Siempre me ha cargado esa palabra sui generis, no sé si por el grupo de música que jamás he escuchado pero que por las caratulas de los discos o por cómo suena o porque en filosofía se usa como comodín o por la gente que veo le gusta sé que no me gustará (…)

*
3:05 am. Suena una aspiradora. También la lluvia. Desprolija. Inconstante. Es tan fea esta casa por la cresta. Me las arreglo para terminar viviendo en lugares que por uno u otro motivo termino odiando. Decoraciones inverosímiles. Mal gusto. Posters de esos con paisajes ríos caballos cabañas que dan una pena tan grande cuando uno los ve en la calle en el suelo y mira al tipo y sabe que nadie nunca le comprará nada. Olores feos. Goteras. Comunidades sin corazón. Ollas con comida muerta. Quizá por eso cada vez me estoy quedando más en Curicó. Igual en la misma medida de este desprecio genero una burbuja de protección: mi pieza. Mi ciudad inútil. Quiero una comida bonita entre amigos. Tengo más melancolía de futuro que de pasado. Ahí empieza la lluvia de nuevo. Y se acaba la aspiradora.

*
“Huidobro me aburre un poco. Demasiado tralalí alalí, demasiado paracaidista que desciende cantando como un tirolés. Son mejores los paracaidistas que descienden envueltos en llamas o, ya de plano, aquellos a los que no se les abre el paracaídas.”

“Mis cinco libros en realidad son cinco mil. Menciono éstos sólo a manera de punta de lanza o embajada aviesa: El Quijote, de Cervantes. Moby Dick, de Melville. La Obra Completa, de Borges. Rayuela, de Cortázar. La conjura de los necios, de Kennedy Toole. Pero también debería citar: Nadja, de Breton. Las cartas de Jacques Vaché. Todo Ubú, de Jarry. La vida, instrucciones de uso, de Perec. El castillo y El proceso, de Kafka. Los aforismos de Lichtenberg. El Tractatus, de Wittgenstein. La invención de Morel, de Bioy Casares. El Satiricón, de Petronio. La Historia de Roma, de Tito Livio. Los Pensamientos, de Pascal.”
(Roberto Bolaño)

*
Me agobian el peso de todos los escritores y directores de cine y músicos que me recomiendan ciertos escritores directores de cine y músicos. Les creo todo y la lista crece y crece.

*
Pensé en el colectivo y mantuve la idea repitiéndola mentalmente hasta llegar a la casa: Si lo que he escrito tiene algún valor tiene más que ver con todas las veces que me abstuve de escribir. Luego de anotada cualquier idea es olvidable.

*
“La amistad es el milagro por el cual un ser humano acepta mirar a distancia y sin aproximarse al ser que le es necesario como alimento.” (Simone Weil, A la espera de Dios)

*
“No os caséis, chicas no os caséis
Poneos a hacer cine,
Seguid puras en casa de papá
Servid cañas en una tasca
Criad monos, criad gatos
Enseñad las bragas en la Opera
Vended cajas de trufa con nata
Poneos los hábitos o no os lo pongáis
Bailad en cueros para los viejos verdes
Haceos rameras en la avenida del Bosque
Pero no os caséis, chicas
No os caséis.”
(Boris Vian)

*
Da vergüenza escribir decir o incluso pensar que no se ha empezado a vivir aun. Cada nuevo día como un impulso, como un empujoncito. Pero uno se miente muy bien y ni siquiera es eso sino una preparación del terreno. Un prólogo que se alarga porque en el fondo no hay nada que contar. Aunque de hecho lo haya. Algunos días, la sensación de estar en el borrador de la vida. O como dice Ray Loriga: “No es el miedo a terminar el que me hace andar tan despacio sino el miedo a no haber empezado.”

*
“Tengo el color de las hojas muertas, como ciertos insectos.” (Simone Weil, A la espera de Dios)

*
Alguien ordinario, en el sentido ordinario y no despectivo de la palabra, es alguien lleno de sí mismo, sin forados, sin conciencia de que la identidad plena es la muerte. La gente ordinaria es la que no se concibe (ni ante sí ni ante los otros) como un estarse haciendo.

*
Ni con 2 de ram y 80 gigas disponibles en el disco duro mi notebook consigue ser más rápido que yo. Abro el winamp traslado un mp3 a otra carpeta y limpio las descargas del torrent en el mismo tiempo que la máquina consigue abrir el word.

*
PRIMER MAIL DE TESIS
Hola tito, soy Rodrigo Fernández, egresé de filosofía el año pasado y en las próximas semanas inscribiré la tesis… entonces quería sondearte desde ya y saber cómo andas de tiempo, disponibilidad, etc, porque se me ocurrió que podrías ser mi profe guía, o sea no se me ocurrió así como así sino que tengo un muy buen recuerdo de las lecturas de las confesiones de san Agustín y los escritos de juventud de Hegel que tuvimos contigo en la ayudantía de filosofía de la cultura con Trujillo en primer año y, bueno, mi tesis será sobre Simone Weil, tengo cero noción acerca de cómo partir una tesis y estoy medio aproblemado con el “tema”, quiero decir, hay un cúmulo de conceptos weilianos que me interesaría enlazar (desdicha, finitud, necesidad, sensibilidad, dios y la historia, lo sobrenatural, nihilismo, desapego, etc) desde la autora pero sin la certeza de llegar a sus mismas conclusiones, sé más o menos el tono en que quiero desarrollar la tesis pero lo de acotar y definir el sentido de un texto antes de comenzarlo siempre me ha parecido problemático, pero supongo que ahí entras tú a orientar…. si es que estás disponible claro… espero me contestes por sí o por nó.

*
“Siento que me es necesario, que me está prescrito, encontrarme sola, extranjera y exiliada respecto a cualquier medio humano sin excepción (…) Desaparecer en un medio no es formar parte de él y la capacidad de fundirme con todos implica no formar parte de ninguno”
(Simone Weil, A la espera de Dios)

*
Ni siquiera se había puesto calcetines; ni siquiera se había lavado la cara; ni siquiera se había despegado los ojos, ni siquiera entendía que estaba despierto y vivo en el mundo, en Curicó, en una casa, y ya estaba jugando al Counter Strike.

*
Una carreta un caballo un hombre de chupalla erguido como suricato pasa lento por los dos metros de ventana aquí en frente y salgo a mirar y por dentro pienso que todos deberían haber salido a mirar y seguir corriendo la carreta como cuando los niños en áfrica persiguen riendo y saltando el auto occidental que llega a la tribu.

*
¿Sera muy tarde como para anotar en alguna parte los cumpleaños de toda la gente que me importa y empezar a acordarme?

*
Con Bruno. Trotamos hasta el rio Guaiquillo. A ritmo regenerativo. 45 ida y vuelta. El aire de acá es otra cosa, el cuerpo avanza y va como masticando aire y luz. Llegamos hasta donde termina la ciudad. Carretera, camiones, amplitud. Lo grotescamente simbólico del límite: ríos, basura… naturaleza. Como si dijeran “hasta aquí llegamos nosotros, más allá nos importa una mierda”.

*
“No quiero encontrarme como en mi casa en ningún medio humano.” (Simone Weil, A la espera de Dios)

Read Full Post »