Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 mayo 2012

abril

“Mientras fui un fracasado acumule experiencia, cultura y conocimiento de la vida, fui formando mi gusto y mis concepciones artísticas. Y después, cuando llegué a ser realizador, empecé a distribuir todo aquello, a darlo, y, prácticamente, no volví a acumular nada.” (Mijail Romm)

*
Bach, conchetumadre, Bach.

*
“En mitad del suicidio occidental, estaba claro que no tenían ninguna oportunidad. Sin embargo, siguieron viéndose dos veces por semana.”
(Michel Houellebecq, Las partículas elementales)

*
El resfrío me hace dormir dos horas más de la cuenta ¿Por qué me cuestan tanto las mañanas? Un cereal bar y un café, la garganta apretada no da para más. Una cucharadita de jarabe (simi flu). Quisiera tomármelo al seco. Estornudo y es como un combo por dentro a la garganta. No prendo la tele, por ningún motivo, podría quedarme pegado en los Simpsons o en Futurama o incluso en sqp. Pongo un Bach por Martha Argerich. Piano que se desliza y lo llena todo. Esos movimientos rápidos de Bach, puta, si creer en Jesús fuera una sensación parecida a eso, a ese vértigo. Creo en Bach, como decía el doctor muerte. Acá es otoño en las mañanas y en la noche no más; por las tardes, sol y fealdad. Entonces, Bach y mirando por la ventana un pasaje en el que no pasa nada. Y nada más.

*
Semana santa, Bach, Simone Weil. ¿No será mucho?

*
“Todos los días, todos los días, aunque sea una línea para decir que hoy no tengo ganas de escribir, que no tengo tiempo, o dar cualquier excusa. Pero todos los días.”
(Mario Levrero, La novela Luminosa)

*
La crisis griega nos muestra como el capitalismo trata a sus parientes pobres. El euro es como un gánster abstracto que va y le saca la mierda al negociante menor que no puede cancelar su deuda. Esa es mi conclusión luego de ver el documental “Χρεοκρατία”

*
Aparte de cierto rango de edad, hay algo (que no sé qué es) que hace que las mujeres no más tengan derecho a escribir onomatopéyicamente, así a lo joven y alocada: yisus, vayaina, secso, amiwui, etc.

*
Traté de dibujar una tira cómica pero nó. Tuve que venir a googlear un lavamanos para dibujar uno ¿En cuánto tiempo se aprenderá a dibujar nisiquiera bien sino para hacerse comprensible? En vez de dibujar podría recortar todos los objetos que necesito de revistas y así armar, lenta y trabajosamente, cada cuadro. Y el material sería exactamente el tipo de leseras que se anotan aquí. Por ejemplo esto: Primera imagen importante del día: Hormigas comiéndose un moco pegado en el lavamanos. Funcionaria en uno o dos cuadros. No tiene ni un brillo, pero es cierto.

*
Bach me devuelve hacia no sé qué sensación primordial.

*
Visita al padre operado. Tiene la camiseta del curi puesta. Una botella cortada de bacinica. Chopin sonando desde algún parlante embutido en el mar de cajas revistas y libros. El hombre unidimensional de Marcuse en el velador. Se ve bien. Vemos el Madrid-Bayer en mi notebook, luego un partido del curi en diferido. Le dan puntadas a su pie y se le pasan. Piernas blancas flacas lampiñas y con esas manchas moradas de los viejitos. Tomamos once (él me comanda desde su provisoria silla de ruedas para poner las cosas de la mesa) y me habla me habla me habla de fútbol de fútbol de fútbol y no me importa porque lo quiero lo quiero lo quiero.

*
“Aunque si un compatriota griego cogiera un kalashnikov, yo le apoyaría” (Dimitris Christoulas)

*
Té con miel con leche. Un descubrimiento que acabo de hacer y que llegó para quedarse. Eso sí, primero se disuelve la miel en el agua caliente y después el té y la leche. Nisiquiera requiere endulzante.

*
Es definitivo: dado que existieron Simone Weil, Andrei Tarkovski y Bach, me niego al ateísmo absoluto.

*
Viendo Stalker. Siempre tienen que haber y sonar muchas goteras en las tristes habitaciones de las pelis de Tarkovsky. Siempre harta agua. Pozas con objetos flotando. Una mujer levitando. Uno que otro fenómeno poltergeist que nunca es leído desde la estética clásica del terror. Y un perro que aparece de la nada / También me gusta cuando en El cielo sobre Berlín y Tan lejos, tan cerca de Wenders los ángeles caminan sin rumbo oyendo lo que piensa la gente en la calle en el metro adentro de los autos en una luz roja y sobre todo aprecio cuando apoyan sus imperceptibles cabezas en los hombros de cualquiera que se esté sintiendo miserable.

*
“Solo en un orden de cosas en el que ya no existan clases y contradicción de clases, las evoluciones sociales dejarán de ser revoluciones políticas. Hasta que ese momento llegue, en vísperas de toda reorganización general de la sociedad, la última palabra de la ciencia social será siempre: luchar o morir, la lucha sangrienta o la nada. Así está planteado inexorablemente el dilema.”
(Karl Marx: Miseria de la filosofía)

*
Acabo de ver Palermo shooting de Wenders. Con o sin ángeles, sigue usando el pensamiento en voz alta de los protagonistas como parte de la narración misma, y aunque la película no es tan buena, funciona. Me gustó el soundtrack, hasta que lo bajé y me pareció sonso. La crítica hizo mierda a esta película, pero yo le concedo la fotografía, el soundtrack, y el pequeño aire a Lost in translation que a ratos agarra.

*
Leer un poco de Walser y a acostarser.

*
Entre la marihuana y el resfrío estos días siento el cuerpo en la medida exacta en que debería sentirse. Un sopor amable que se mezcla con el ruido de las películas de Jesús en semana santa.

*
“Hay una grieta en todo, así es como entra la luz” Leonard Cohen

*
No saber cómo va a pasar lo que ya pasó. Ya crecí. Ya trabajé. Ya me enamoré. Ya destruí algo con alegría. Ya morí, a la mitad o al final. Ya me enamoré de nuevo. Ya fui a mi funeral, sintiéndome como en un sueño, me senté lejos a mirar y sentí paz. Ya viví solo un año con un perro en una ciudad lluviosa. Ya terminé mi tesis y mi novela y quizá varias novelas más. Ya me conformé con conocer solo 4 países. Ya viví segmentos grandes de la vida con los amigos y amigas que quiero y querré. Ya decidí ser profesor a una edad en que tenga barba y actitud de profesor. Ya me retiré de ello. Ya jubilé y estoy solo o acompañado. Ya estuve en la cárcel. Ya traté de practicar rigurosamente alguna espiritualidad oriental con resultados básicamente funcionales a la sociedad de libre mercado. Ya leí las obras completas de Simone Weil. Ya me leí la Fenomenología del Espíritu. Ya me atreví a ser marxista con algún apellido sin la paranoia de que cualquier marxista verdadero pueda pillarme que no me sé al detalle la teoría de la explotación. Ya decidí que había ciertos libros que había que tener para no leer nunca. Ya dejé la carne porque sí. Ya salté a la cancha a celebrar unos cuantos ascensos de Curicó que suponen, por cierto, otros cuantos descensos. Ya corrí una maratón escuchando el mejor playlist del mundo. Ahora queda saber cómo va a pasar todo aquello que, en general, ya pasó.

*
“Somos esa broma de Dios” (SW)

*
Últimamente, cuando algo se cae al suelo, el tiempo se pone lento, y miro, solo miro. No trato de agarrarlo ni de suavizar la caída con el pie. Miro.

*
“Cuando era pequeña quería vivir en una isla. Una mujer sola, poderosamente sola. Pero el miedo. Como un pequeño animal perdido en el bosque. ¿Quién eres? Ya no lo sé. Sólo sé que ya no soy artista de circo. ¡Se acabó el trapecio! Sin llorar. Así es la vida. Esas cosas ocurren: nada va como uno quisiera. ¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer? No pensar en nada más. Sólo estar ahí… Berlín… Aquí soy una forastera, y sin embargo, todo es tan familiar. No hay forma de perderse. Siempre se acaba dando con el muro. Espero delante de una máquina de fotos, y sale la foto de otra cara. Así podría empezar un cuento. Las caras. Tengo ganas de ver caras. Quizá encuentre trabajo de camarera. Esta noche me da miedo. ¡Qué idiotez! El miedo me pone enferma, porque sólo tiene miedo una parte de mí, la otra no se lo cree. ¿Cómo debería vivir? Quizá no sea esa la pregunta. ¿Cómo debería pensar? sé tan poco… Quizá porque soy sólo curiosa. A veces me equivoco pensando, porque pienso como si hablara con otra persona.”
(Der Himmel Über Berlin, Wim Wenders)

*
No consigo hacer que pasen cosas en mi novela, que los dos personajes salgan, que se mezclen, que hayan más de dos personajes, que hayan aventuras o qué se yo. Me cuesta no escribir con la temporalidad cortoplacista de mi propia vida. En el fondo, escribo una novela que está estancada casi por los mismos motivos que mi vida también lo está. Pero voy a empujarlas a las dos.

*
“Hay infinitas razones para que un capitalista x se haga rico, en cambio sólo hay una razón por la cual la burguesía como conjunto aumenta su riqueza: la apropiación de fuerza de trabajo.” (CPS)

*
“Es totalmente cierto que escribo esto porque estoy desesperado a causa de mi cuerpo y del futuro con este cuerpo”. (Kafka) / Esta gueona de cuarenta años come (todo lo que come) como si tuviera 8. (http://masleseras.blogspot.com)

*
Luchar contra la idea de que, de un momento a otro, se pasa de sentir que la vida es algo que viene después, a sentir que es algo que ya quedó atrás.

*
No me gusta que la gente diga sandiwsh, sobre todo mis tías. Me da una vergüenza atroz la palabra sándwich, bien y mal dicha.

*
Hombre del triciclo que se lleva un montón de cuestiones que no usamos y que teníamos en el antejardín. Impresora vieja bici chica muebles dos refri a medio funcionar unos cuadros etc. Me da gusto hacerlo pasar y trato de que no note que estoy a gusto como alguien que está haciendo su buena acción del día.

*
“El 14 de Diciembre de 1967, la Asamblea Nacional aprobó en primera ronda la ley de Neuwirth sobre la legalización de los anticonceptivos; aunque todavía no estaba subvencionada por la Seguridad Social, la píldora podría venderse libremente en las farmacias. A partir de aquel momento, amplias capas de población tuvieron acceso a la liberación sexual, hasta entonces reservada a las clases directivas, los profesionales liberales y los artistas, asi como a algunos empresarios. Es chocante comprobar que a veces se ha presentado la liberación sexual como si fuera un sueño comunitario, cuando en realidad se trataba de un nuevo escalón en la progresiva escalada histórica del individualismo. Como indica la bonita palabra francesa ménage, la pareja y la familia eran el último islote de comunismo primitivo en el seno de la sociedad liberal. La liberación sexual provocó la destrucción de esas comunidades intermediarias, las últimas que separaban al individuo del mercado. Este proceso de destrucción continúa en la actualidad.”
(Michel Houllebecq, Las partículas elementales)

*
Wu wei en chino “No Acción”: 無為: 无为: wúwéi

*
Buen temblorcito. En este punto el periodista del 13 ya hizo todas las combinaciones semánticas posibles con los 2 o 3 datos que se tienen.

*
“Los libros deben ser comprados y hojeados, no leídos. Leer es perder un tiempo precioso que se puede emplear en comprar y hojear otros libros.”
(Héctor Yánover)

*
“Místico, chupamedias de Dios” (CB)

*
Agua tibia y porotos con rienda helados. Pobre vagabundo. Le digo a mi mamá que al menos le caliente los porotos. El agua tibia es sin querer eso sí; llave equivocada. Lo miramos por el rabillo de la puerta entreabierta. Mi tía y mi abuela aquí, comiendo empanadas, todos los domingos. El hueón venía por una moneda no más y escuchó desde afuera que yo comenté que teníamos demasiados porotos.

*
Curicó 0 – Concepción 3. Se nota a 100 metros de distancia la cara de susto de los pobres jugadores, se nota en cada pase, en cada control descontrolado de balón, que los hueones no tienen ninguna fe en nada, en nada, nisiquiera en la posibilidad de un gol de rebote o un autogol. En el primer tiempo grito y me enojo y luego ya da todo lo mismo; nisiquiera tiene sentido sumarse al linchamiento popular, eso sí que sería triste: creer que uno tiene la razón. “Mi pobre y amado Curicó Unido”, pienso. Diez minutos antes que termine el partido bajó hasta la entrada a camarines, me apoyo en la baranda, y me pongo a ver, más que el fútbol, los rostros de los jugadores. Igual le ponen empeño, igual se tiran al suelo, pero no sirve de nada. Apago el relato de la radio en el pendrai y pongo un blues bien tontón. Me cago de la risa solo. Es una buena película. Luego termina el partido y, como viene sucediendo últimamente, todos esperan la salida de los señores técnicos y los tapan a chuchás. En medio del griterío miro al Lulo Socias. Un pobre viejito de buzo que, en este contexto, da más compasión que rabia.

*
“Absurdo / como un pene / cayéndose por una escalera / interminable” (http://nisiquiera.wordpress.com)

*
Domingo de trote. Alameda en reconstrucción. Me veo obligado a cambiar la ruta. Llego hasta mi ex colegio. Todo es un suelo de hojas que amortigua, arboles con hojas rojas amarillas naranjas para mirar, ni frio ni calor. Parece que el otoño es la mejor época para el running

*
Cumpleaños número 29. Regalos que son situaciones. Vemos al Athletic pasar de ronda ante el Shalke 04 con mi papa aún con licencia en cama y entremedio tenemos o sea yo comienzo a propósito una de esas conversaciones que suceden una vez al año no más. Después una extraña once cumpleaños con bruno su señoraesposa mi hermano y madre. Terminamos sincerando el tema de la marihuana no solo como individuos que la usan sino como ley de drogas mal hecha, criminalización, sanción social, estupidez, etc.

*
9am. Lavo la loza escuchando un documental de Bolaño a lo lejos. A ratos debo parar de lavar y hasta cortar el agua para poder escuchar bien. Mi mamá está enferma y me pide cosas y se las doy. Un té. Un guatero. Pielonefritis, eso tiene. Luego, en el entretiempo del Athletic, hay que terminar de secar la loza y echar a lavar de a poco toda la ropa. Secciono los tiempos. Me quedan 30 minutos para ponerme al día en el diario, casi terminar el documental de bolaño, y terminar de traspasar las citas de Simone Weil. Quiero que resulte lo de Santiago pero a la vez no quiero dejar Curicó.

*
“Es posible imaginar a un depresivo enamorado, pero un depresivo patriota resulta inconcebible” (Michel Houellebecq, Las partículas elementales)

Read Full Post »