Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9 abril 2012

el cielo sobre berlín

“Cuando era pequeña quería vivir en una isla. Una mujer sola, poderosamente sola. Pero el miedo. Como un pequeño animal perdido en el bosque. ¿Quién eres? Ya no lo sé. Sólo sé que ya no soy artista de circo. ¡Se acabó el trapecio! Sin llorar. Así es la vida. Esas cosas ocurren: nada va como uno quisiera. ¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer? No pensar en nada más. Sólo estar ahí… Berlín… Aquí soy una forastera, y sin embargo, todo es tan familiar. No hay forma de perderse. Siempre se acaba dando con el muro. Espero delante de una máquina de fotos, y sale la foto de otra cara. Así podría empezar un cuento. Las caras. Tengo ganas de ver caras. Quizá encuentre trabajo de camarera. Esta noche me da miedo. ¡Qué idiotez! El miedo me pone enferma, porque sólo tiene miedo una parte de mí, la otra no se lo cree. ¿Cómo debería vivir? Quizá no sea esa la pregunta. ¿Cómo debería pensar? sé tan poco… Quizá porque soy sólo curiosa. A veces me equivoco pensando, porque pienso como si hablara con otra persona.”

Der Himmel Über Berlin, Wim Wenders, 1987

Read Full Post »

marzo

“De verdad, creo que toda una vida leyendo me habría sentado mejor”
(Houellebecq, Ampliación del campo de batalla)

*
El tren pasa como un celular gigante vibrando a lo lejos.

*
Tengo tantas ganas de la novedad de volver a pololear como de la intensidad melancólica de cuando todo ya terminó. A veces, de hecho, me dan más ganas de esto último. Me daría igual involucrarme con alguien y que, para variar, no durara más de dos meses. Algo me dice que al menos algo habría pasado ¿Busco relaciones así como a veces luego de una semana de no salir a la calle busco alguna excusa para ir al centro a comprar algo? Luego de más de dos años de espacios muertos, conatos e infructuosas vueltas al pasado, uno se siente listo para lo que sea.

*
Simulacro de suicidio para promocionar no sé qué película chilena. Desde arriba del centro cultural estación Mapocho. Hasta se han conseguido un carro de bomberos. La gente apiñada mirando. Una mierda. Una real mierda performática para un Chile de mierda que a lo más se queja de lo inmoral del asunto y en ningún caso alega en contra de estas maneras banales de interrumpir lo cotidiano. Si vai a suspender la cotidianidad, que sea para hacer algún daño alguna agitación alguna guea buena pos. Culiaos fomes.

*
Mientras espero las empanadas en “el camarón con queso” reviso el talonario con las últimas ventas. Es un local a una cuadra de aquí atendido siempre por el dueño que se muestra extremadamente diligente y traspirado y entusiasmado de tener clientela. Nunca he estado con otro cliente simultáneamente ahí. Hemos hablado varias veces y sé lo que le costó montar el local. Él está adentro friendo y aprovecho para ver en el talonario de boletas que no ha vendido más de 50 lucas esta última semana. Me da una especie de pena o algo raro. Como eso que siento siempre ante esos viejitos que venden botones y cortaúñas y matamoscas y guebaditas en una mesita en el centro.

*
Sábado, estadio cerrado, sin ganas de salir a correr por la alameda esperando semáforos y autos y buscando rutas que completen los 45 minutos. Encuentro un camino hacia la nada por acá. Una especie de ciclovía jamás terminada. Llego al final y vuelvo. Trato de completar el tiempo dando vueltas por acá pero los perros de mierda chicos y gritones me persiguen. A uno, el más estúpido de todos con su peinadito maricón y su chaquetita que pretende humanizarlo, lo dejé que me siguiera hasta que se perdiera de la panorámica de su dueña que miraba impasible y hasta divertida la situación y paf, frené en seco y empecé a perseguirlo yo al gueón. Quedó loco y arrancó. Nadie me vio.

*
“¿Qué películas te gustaría ver? / ¿Qué canción te gustaría oír? / Esta noche no tengo a nadie / A quién hacerle estas preguntas.” (Carta a Mariana, Teillier)

*
Pocos ateos que van más allá de la crítica adolescente-punki que se enfoca en la ya compartida por todos crítica a la iglesia y el infantilismo espiritual. Ateos de grafiti. Grafitis mentales de Dios ha muerto y la mejor iglesia es la que arde ¿Por qué no lo superan? Lo que queda de Dios en el lenguaje, lo que queda de Dios en el tiempo, lo que queda de Dios en la concepción occidental de la historia, lo que queda de Dios en todas las otras culturas que hablaron de Dios pero perdieron, el forado que dejó la religión, etc. Cosas que a nadie parecieran interesarle. Se pone al humanismo absoluto del marxismo hegeliano de un lado y del otro una concepción cristiana determinista de Dios. Gueás, si al final lo que importa es: ¿Qué cresta es la finitud y cuál es la mejor manera de asumir o despejar el tema de Dios y la Historia? Obviamente, en cualquier punto que se excluyan, optamos por la revolución. Y mientras eso no ocurra, lo que importa es comprender.

*
Y lo anterior es lo único que puede impulsarme a apurar la tesis antes de que llegue el plazo fatal.

*
Siempre que me pongo a leer el blog de D me dan ganas de escribir en el mío. Se trata de un contagio infinito y lento que no quiere nada.

*
Las marchas y revueltas africanas coloridas con bailes y cantos y alegría que no entiendo me hacen casi llorar de emoción.

*
“¿Y cómo hay agua en el agua?”, se pregunta mi hermano al ver que le tiran un balde con agua a Bob Esponja. Madurez.

*
Bruno no para de hablarme y comentarme todo lo que va leyendo y yo al principio lo pesco y después de media hora ya lo dejo hablar no más y él se da cuenta que yo incluso estoy escribiendo mientras me habla pero aún así no se calla nunca y al final de todo cuando me sigue hablando subo la música y se ríe.

*
¿De cuándo que no escribo a mano? / En el camarote, abajo, iba a leer, pero no llega luz, así que esto / ¼ de ciclobenzaprina / Kenny G bajito en la pieza de mi mamá durmiendo / Pájaros y viento y ojala la lluvia prometida / Ganas de hablar en serio con alguien, ganas de echar de menos a quien sea / Debo ver menos fútbol / Ojalá mañana llegue J / Hay una olla gigante de garbanzos que cuchareo cada vez que paso por la cocina / Necesito un currículo decente pero si he de ser sincero no debería tener más de una plana / Mi año empezará en invierno / Impresión de que el 90% de los estados de face son maneras de convencerse a sí mismo de algo que nunca es tan así como uno dice / Incluyéndome / Titulares de sí mismo / sí-mismo-ante-sí vs sí-mismo-ante-otros / Siempre me parecieron una mierda esas rayitas, pero las necesito porque las palabras y el modo en que no las hacemos masticar y comerse y disfrutar y cambiar toda la realidad también son a veces una mierda/ Porque la realidad crece y las palabras no se hacen cargo / Nuestros gestos intentan al menos / Primeros leves efectos de la ciclo / Me acuerdo abruptamente de que hace varios años en casa de F encontré googleando un ensayo de una estudiante que se titulaba “fenomenología del aburrirse en las fiestas”. Nunca lo leí, nunca lo volví a encontrar / No pude inscribirme a la maratón por no tener ninguna tarjeta bancaria / Cuando estoy solo, trato de tirarme los peos lo más fuerte posible / “Podría temblar ahora”, pensamiento obligado de cada noche / Hoy no salí a trotar por ver la cagá de partido de la u con peñarol.

*
Formas teórico-políticas de argumentar porqué no me está yendo bien con el sexo femenino:
“El amor sólo es válido en períodos pre-revolucionarios” (Debord) / “Toda amistad se encuentra hoy, de algún modo, en guerra con el orden imperial, o no es más que un engaño” (Tiqqun)

*
A las 8am el dolor me sacó del sueño. Primero se infiltró bajo la forma de un cura que me miraba de frente y me decía “tienes cuerpo”. No estaba en una iglesia. El tener cuerpo se presentó como calor en el estómago. Pretendo seguir durmiendo pero hay un sudor frio y un cuerpo aflanado que no encuentra ninguna posición en horizontal. Los garbanzos de anoche, claro; el refri ya no sirve; mamá que llama y me comenta que incluso los vió hacer burbujas. Fermentación. En consecuencia, al wáter. Ese frio que baja por la columna hasta asentarse ahí a la espera de que se abra la compuerta. Nítida sensación de que voy a vomitar. Resistirse. Cómo no va a ser suficiente expulsar por abajo no más ¿Se podrá hacer ambas cosas a la vez? Cae una cascada liberadora que me devuelve el alma al cuerpo. Pero es un bluf, pues la hazaña se repite 6 veces en menos de 3 horas ¿Que no está toda la diarrea ya fabricada y junta en un mismo sitio a la espera de caer? Me atengo al lento proceso. Desde que tuve que leer De la evasión de Levinas los pocos dolores de estomago que he tenido se han visto potenciados por la eficaz explicación que allí se hace de los mecanismos de la nausea. De nada sirve entender ciertas afecciones. De hecho, en algunos casos, juega en contra. En cualquier posición que me ponga siento que voy a vomitar y salgo a la calle. El gato negro chico feo que se pasea por nuestro patio aunque no le demos nada está ahí donde siempre. Entro y encuentro pastillas de carbón y esancol. Una de cada una cada ocho horas según prescripción del padre químicofarmacéutico. Al mediodía consigo dormir un rato.

*
Después de haber emergido de un mar de diarrea, salgo a trotar. Mala elección. La sequedad de la boca me devuelve a la media hora.

*
“En la nausea la determinación orgánica nos deja en la plena inutilidad del cuerpo afectado, entonces uno patalea y se revuelca como queriendo salir, buscando no una salida al dolor, sino una salida de un ser que se hace uno con sus afecciones. De aquí que la experiencia de este antagonismo interno, según Lévinas, es al mismo tiempo la experiencia del ser puro. Cuando uno vomita en soledad está como asustado, en cambio si se está acompañado la situación adquiere la objetividad de la enfermedad. Solos en la nausea, en ese particular estado de coacción sensible, terminamos experimentando la imposibilidad de salir del ser como algo que siempre ha estado ahí y sólo ahora es evidente. La nausea sería el síntoma físico más lo ineluctable de su presencia. Sucede que el carácter absoluto que acusa la sensibilidad produce una desesperación que se agrega, potencia y confunde con el mero síntoma: el acto mismo de ponerse la nausea seria también la nausea. La impotencia que sentimos al no poder salir de su presencia constituye su naturaleza, y por esto es que nos revelaría al ser en su impotencia.”
(Ensayo sobre De la evasión, 16.05.08)

*
Aún la guata rara. Almuerzo: arroz con zanahoria. Once: sanguches de galleta de agua con arroz.

*
“Así, la institución museística y su cómplice, la crítica de arte, garantizarán por ejemplo la existencia del arte en tanto que arte, por un lado, y la existencia del mundo prosaico como mundo prosaico del otro. Ello supuso, por todas partes, una cierta desolación. La estética aparece entonces con el propósito de animar esta desolación, de reunificar todo aquello que Occidente había separado, pero reunificarlo exteriormente, en tanto que separado. En el fondo, la época que inaugura la estética es la época de la crisis de todas las instituciones.” (Tiqqun)

*
The Walking Dead.
1) Un final de temporada más bueno que la chucha, lo que uno esperó durante cada capítulo de la segunda temporada: desconcierto, todos armados, hordas de zombies, el traspaso violento del sedentarismo al nomadismo, la crisis de autoridad, etc. Aunque igual absurdo que no hubieran previsto un plan de escape o construido mejores cercas o trampas o alarmas. Absurdo también que no se les haya ocurrido, como se ha visto en varias pelis de zombies, refaccionar los vehículos para usarlos contra los caminantes en caso de que fueran muchos.
2) Hipótesis sobre el extraño ser que salva a Andrea: Los zombies sin brazos que trae a modo de perros son justamente eso, esclavos que seguramente domesticó de algún modo y que le hacen caso y que en una de esas hasta los usa para comunicarse o para infundir respeto ante los caminantes. Ahora, que lleve esa capucha hace pensar que quizá sea una especie de hibrido zombie-humano. No leo el comic así que no imagino quién pueda ser. Lo que va a pasar seguro eso si es que en la tercera temporada Andrea se va a volver una especie de Tomb Raider y va a aparecer con este extraño ser en un momento en que todos estén pa la cagá y la ya anunciada dictadura de Rick va a tambalear con la discípula de Shane.
3) Crítica: Todo escenario postapocalíptico invita a repensar la estructura de la sociedad, sin embargo la mayoría de las grandes producciones (películas, series, etc) siempre se conforman con replicar la misma naturaleza humana que choca con la misma muralla una y otra vez. ¿Por qué parece tan lejana la posibilidad de que una serie tan bien hecha como The Walking Dead incluya aunque sea un poco de política? ¿Qué tan difícil seria plantear para alguna próxima temporada una isla en que la sociedad empezó de nuevo y no hay pacos ni iglesia ni estado? Una comunidad en bruto con todas las posibilidades de desarrollar algo decente, entendiendo por decente cualquier cosa distinta al capitalismo globalizado. Algo distinto a los grupos reducidos temerosos unos de otros. Es super verosímil pero a la veces super lejano. Por de pronto no hay noticias del mundo exterior así que es comprensible. Lo que no es comprensible es que no hayan incorporado el factor “comunicación radial” en toda la segunda temporada. Ahí se nota que el sedentarismo de la segunda temporada fue una decisión. Así que eso, me gusta la serie pero en el sentido opuesto al que le gustaría a cualquiera de los contractualistas burgueses contentos de corroborar que en última instancia es la naturaleza humana la mala y egoísta.

*
Trotando en el estadio vacío a oscuras salvo por la luz de la luna y algunos postes de la calle. En el pendrive el seminario sobre teoría marxista de Carlos Pérez. Así una hora pasa como si nada. Cualquier día de estos me dejan encerrado en el estadio.

*
Asado anual del ex grupo de rock de mi papá. Uno de los asistentes, que alguna vez pasó por la banda, resulta ser el actual batero de Cuturrufo. A la mayoría de los adultos les extraña cuando cualquier no adulto sabe que existe Louis Armstrong y Billie Holiday. Al principio hablamos de jazz como legos no más. Luego ya no hay caso: se impone el logos musical; aburrido, técnico, lejano. Anoto unos cuantos nombres de jazzistas que jamás había oído. La sobremesa se hace con guitarras teclados y mi papá en la armónica. Harto rock argentino. Me sé algunas letras sin saber que las sabía. Finalmente, todo culmina con unos bossas conmigo a la batería de tazas cucharas y platos.

*
“El único factor común a todas las peculiaridades que hay en la Tierra es la ternura”
(El jardín de las peculiaridades, Jesús Sepúlveda)

*
A C le dio pena la última entrevista de Bertoni que apareció en vimeo. Igual que a mí y por los mismos motivos. Solo que a ella le dio esa pena que aparta y a mí esa pena que dan ganas de ir a pasar un fin de semana con él.

*
Tembló recién estaba con Bruno y mi hermano y nos pusimos alegres poco menos que felicitándonos por estar juntos en un momento tan memorable como este / Cuatro punto nueve grados en la escala de Richter / No queda otra que ponerse a lanzar gritos celebratorios (¡Uyuuui, Uauuujuuu!) en el patio mientras termina de temblar/ A lo lejos, nuestros gritos son respondidos / En la radio el locutor parece estar orgulloso de estar cerca del epicentro, de hecho cuando va nombrando el lugar y los grados Richter lo hace con el énfasis de una tabla de posiciones en la que vamos arriba de Rangers de Talca / Y paso de la reunión de gea que se supone había acordado hace dos meses y escojo ir a trotar con Bruno / La esposa de mi papá me llamó para recordarme el compromiso. Le dejo ver que posiblemente no vaya. Parece que se siente un poco y al final sólo le digo “haré una elección” / Cualquier problema menor puede ser zanjado con dicha frase / Ya hemos elegido, antes de decir que elegiremos / Cada vez hago menos cosas y me obligo a menos situaciones desagradables / Pero siempre el malestar necesario logra colarse / Primera vez que veo a tanta gente usando las pistas de atletismo / Ocurrió en un momento que Bruno me pasó y luego otro corredor pasó a Bruno y a ese corredor, finalmente, lo pasó otro corredor, que se detuvo cansado antes que cualquiera y pensé en una implícita lucha de egos en la que todos perdían incluido yo el más lento (o sea desapegado) por justamente interpretar las cosas de este modo y no de otro / Una hora y cinco minutos y el cuerpo entero apropiado y ardiendo y leve / Llego y obviando los ya 3 días de diarrea me zampo 2 completos a la once / Sin mayo / Estas separaciones con barritas son producto del desgano de puntuar e hilar frases porque son las 4 am y escribo en la contraportada de un libro / Viendo como escribo la “b” creo que así debería escribirse siempre: como una c pero con la guata hacia el otro lado / El palito de la “b” está demás y muchas partes brazos piernas orejas de las letras están demás / Y si es así con las letras imagínense lo que pasa con todo lo que no son las letras.

*
Robado de un word de Bruno titulado “Ahí, cuando el sol es el mayor enemigo”
Cuando las nubes nos engañan en formas de figuras dramáticas de proyecto conspiratorio de la Unión Europea, ahí cuando una tarde de febrero dura 5 millones de años, cuando la teoría del Big Bang no es sino el intimo minuto repetitivo y constante del día, cuando el 14 de febrero se pasea por el noticiero de las 14:00 hrs. mostrando a una estrella de T.V. repartiendo rosas a las señoras de la calle en la ciudad de Viña del mar, cuando da pena y rabia tu intratable seguridad, cuando un par de humitas con tomate se tornan amargas y molestamente contundentes, cuando se acaba el hambre, cuando los pianos de la Satyagraha de John Cage se aparecen como en una escena final, casi de créditos, ahí, justamente en los bordes de la finitud, seguimos juntos, seguimos juntos y a la espera.
El sol es nuestro mayor enemigo E, date cuenta de aquello. ¡¡¡Espera el invierno, Bandini, espera el invierno!!! Parece gritarme la memoria escritural errada que tengo de John Fante, al momento que me convenzo que el frío y la lluvia, a diferencia de la calidez que ahora nos contiene y engaña, parecen ser nuestra única salvación.
De verdad, no sabría que hacer sin ti, pero ya no se qué hacer contigo, con nosotros. Esperemos la lluvia entonces E, el frío que tanto odias y la amargura amable del otoño. Esperemos juntos el lamento inagotable de los goterones que se cuelan por las malas terminaciones de las casas subsidiadas, esperemos el olor a perro mojado de la calle, esperemos la pena, lo gris… esperemos un par de meses más E, vas a ver que lo horripilante y monstruoso del invierno nos dará la posibilidad de perpetuar esto que, por ahora, parece tan mortalmente definitivo. ¡¡¡¡Esperemos el invierno E, esperemos el invierno, veamos qué pasa!!!!

*
“El padre de familia es el gran criminal del siglo” (H. Arendt)

*
¿Escribo cosas más “mías” así a mano? ¿“Mías”? Así empieza todo: a mano, ¿cómo terminará? / Me da cosa leerme más de 10 páginas seguidas de este diario de B porque no me queda otro de reserva / Hace tiempo ya que no doy con la novela que quiero / Julio trae las partículas elementales de Houllebecq / Me acuerdo que así lo hacía antes: sólo escribía a mano y lo que valía la pena lo pasaba a word / Ahora, por estar todo en word, se supone que valga más la pena / Resguardaba cierta privada interioridad / A esta hora sí que se escribe como se ladra

*
“Conozco la sensación; sentí lo mismo hace dos años, justo después de separarme de Véronique. Tienes la impresión de que puedes rodar por el suelo, cortarte las venas con una hoja de afeitar o masturbarte en el metro sin que nadie te presten atención, sin que nadie mueva una ceja. Como si una película transparente, inviolable y perfecta te protegiera del mundo. Además, Tisserand me lo dijo el otro día (había bebido): «Tengo la impresión de ser un muslo de pollo envuelto en celofán en el estante de un supermercado.» Y añadió: «Tengo la impresión de ser una rana en un tarro; además me parezco a una rana, ¿verdad?».”
(Houellebecq, Ampliación del campo de batalla)

*
Villegas culiao cree que una asamblea es cuando el azar histórico junta en el espacio-tiempo a varias voluntades de poder aisladas. Villegas el que no concibe ninguna búsqueda real y política de la felicidad colectiva. Villegas, el nietzscheano hediondo a poto más triste de Chile.

*
Soñé con una casa gigante habitada por todo el mundo. Piezas pasillos escaleras patios interiores interminables. El mundo exterior era un mito. Digno de un cuento de Levrero.

*
Y llegó Julio / Su bolso deforme como un dromedario erguido o un gran moco en la espalda / fútbol y películas, mario kart y tenis en la wii, cocinar con esmero; es todo lo que hemos hecho / viernes: falafel tomate lechuga arrozpalta salsa de ajo / sábado: piscina de bruno, paceñas, pierde el colo, fumar y al estadio / el curicano es bien feo y se viste como las gueas y eso, estando en el estadio, me da una extraña paz / ganamos dos a cero a puerto montt y nos quedamos hasta que el estadio se vacía.

*
“La inteligencia se ejerce solo desde la alegría” (Simone Weil, Intuiciones precristianas)

*
Guagua llorona en el bus que nisiquiera es tan guagua ¿Qué sentido tienen las guaguas? Me aburren profundamente y no tengo nada bueno que decir de ellas. Quizá de los dos años en adelante, quizá. Durante dos horas y media nada de lo que le dice la mamá sirve para tranquilizarla. El 90% son mentiras, trucos y chantajes. Las familias de los buses me inspiran tristeza. A veces, muy pocas veces, veo que se comunican en serio. Creo que los papás jóvenes con mochilas de guini de pu al hombro quieren salir corriendo. Miro a las familias y me recorre un secreto terror. Miro mi vida en cero y me digo que aún puede tratarse de lo que sea. De lo que sea, menos de eso, de esos roles, de que la vida se cosifique en una serie de castigos y recompensas. La madre llena una mamadera con bebida de marca de mierda, un galón de 3 litros, y chum pa dentro. Guagua callada.
Quizá a los 52 años me gustaría tener un hijo.

*
Santiago. Las llaves de Feli están malas, muchos idas y vueltas en metro para encontrar las llaves correctas. No encuentro la nueva sala de Hegel en la sede de huérfanos. Primer target fallido. Salgo a trotar enojado. Viernes: Despedida de Mariela en la tarde; primer tema de conversación: “Las mujeres buscamos un tipo con trabajo y que viva solo ojalá”. Amigos en común que en realidad nunca han llegado a ser mis amigos, salvo A. Bebo poco. Luego, noche brasilera donde Marisa. Antes, un café con feli en el cantábrico y encontrarnos con B y su aparentemente nueva pareja R. Cachaza y fumar y nuestros compilados brazucas y de nuevo me vuelvo a hacer amigo de un amigo de M que la otra vez estaba en la total penumbra y solo cuando nos despedimos noto que conocí dos veces a la misma persona y ambas veces fue más que agradable. Cuando se va no puedo evitar decirle “pocas veces uno quiere agregar un hombre a facebook”. Día siguiente: Viña. Julio me espera en el terminal. Una casa fantasmal pero acogedora. Un perro de mierda que ni ladra. Los libros están tan amontonados que no es posible revisarlos bien; una buena estrategia si uno no quiere prestarlos, supongo. Allá se hace lo mismo que acá. El domingo lo acompaño a jugar frisbee con unos gringos en el sporting club. Curiosamente, es un deporte. De afuera parece cualquier cosa pero tiene sus exigencias. Hay tres maneras de lanzar el frisbee y yo solo domino una, y mal. Al menos sé moverme, marcar y desmarcarme. Consigo anotar dos veces. Me felicitan como se felicita a un síndrome de daum que arma un rompecabeza de 10 piezas. Va como media hora y estoy pasándolo bien. Hasta que, claro, piso mal, escucho el “crac” que hace el tobillo, y salgo cojeando. La hinchazón es notoria. Tendido en el pasto y leyendo las tiras de grotesco, veo finalizar el juego. Salimos y nos separamos de los gringos en el super. Unas gatorades. Un colectivo (nunca había estado tan hediondo adentro de un colectivo). Una ducha. Un arroz con papas. Un casi terremoto en Curicó. Hablar con los padres. Y eso. Al otro día, acompañar a Julio a unos trámites fallidos y devolverse a Curicó. No me quedaban ganas de estar en Santiago así que con dos lucas a mi haber, decido ir al doggys. En las noticias, imágenes del temblor que, aunque fue ayer, ya he visto 100 veces. Ver mierda comiendo mierda. No está tan mal. El bus para Curicó sale en una hora más. Nada me apura, total, Julio me prestó las Partículas Elementales de Houellebecq

*
¿Qué tiene de humano Platón?

*
Día de agitar la botella cuando no lleva la tapa puesta y abrir la caja de fósforos al revés.

*
En vistas de un futuro incierto y probablemente situado en Curicó, cambio la silla de madera por un sillón acolchado del living. Lo lleno de cojines. Embutido en un rincón del living, frente a la ventana que da al pasaje, me preparo para un inevitable aumento de la vida teórica y de la experticia en labores de ama de casa. “Como escritor, soy una excelente ama de casa” (Vila-Matas). Saco todas las fotocopias y libros, limpio y ordeno, lo que debe leerse arriba de la lectura de recreación. Hay fotocopias que sacar, otras que completas, otras que anillar. Ha sido un mal mes, caluroso, irregular, fallido. A ratos ando con cara de Walter White. Sobre todo ahora que no puedo salir a trotar. Sin embargo, no puedo deprimirme: no creo en ninguna naturaleza.

*
“La libertad de los demás extiende la mía hasta el infinito” (Bakunin)

Read Full Post »