Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 noviembre 2009

versos de patio por BLH

1
Un perro que salta hasta su cara.
En sus ojos peludos yo.
La sangre aún fluye en la diferencia.

2
Agua devolviéndose a suerte de pajaros alimentados.
Un hombre disfrutando otro hombre.
Conocimiento abierto entregado en y por el animal.

3
Sobre su piel activa una gorda garrapata,
una verdad inflamada y sincera
absorta con su muerte en su vida.

Read Full Post »

colectivero

El colectivero no para de hablar, voy en el asiento de adelante pero no quisiera hacerme cargo, dice algo acerca de lo sucio que está cierto colectivo, hago como que sé de cuál me está hablando, se ríe, meneo la cabeza afirmativamente, cada dos cuadras saluda a algún compañero de trabajo, en el semáforo, en el paradero, o incluso andando, le toca la bocina con alevosía y le grita algo para, acto seguido, voltear hacia mi, entonces apruebo, miro hacia atrás a mi hermano que se encoge de hombros, la verdad quiero bajarme lo antes posible.

Read Full Post »

1
Solo hablamos unos minutos sobre penes y vaginas, pichulazos y vaginazos, lo penetrante y la succión, en clave lacaniana de semiebrios. Hace tiempo que no me atraia una mujer delante de ella y, más aún, hablando.

2
Prefiero sentirme como dentro de una película de Woody Allen que dentro de un comercial de cervezas con jóvenes hiperexitados.

3
Muestran en las noticias chilenas una noticia de Bolivia. La Policia de Bolivia ha entregado un retrato hablado y es un dibujo para cagarse de la risa, una guea asi que mi hermano dibujaría. Pasan una y otra vez la imagen, como diciendo que estas cosas no pasarian en Chile:

4
Ya estoy en Curicó. Quedé de dueño de casa con mi hermano. Hice almuerzo, una lasaña falsa, en olla, todo revuelto no más. Después jugamos una copa internacional con Inglaterra y ganamos. En el nivel más difícil ganamos ocho a uno y así en general. Salimos a comprar una casata pero en realidad a pasearnos por los pasajes sin autos. En cada pasaje un juego distinto. Tenis. Pelota. Molestar Perros. O sentados en las cuentas los niños. No sé por qué no le gustan los niños que lo pasan a invitar para que juegue y prefiere quedarse conmigo. Nos sentamos en el living, comemos helado y vemos al Real Madrid. Chuteamos una pelota afuera pero nos aburrimos.

5
El día está bacán. ¿Recordai alguna vez en que tus mejores amigos hayan estado todos felices? Yo no. Quiza sería parecido a lo que creo que pasaria si todo el mundo durmiera a la vez: sería el fin del mundo. Del mundo sensible por lo menos. Lo importante es que el día está perfecto. El tono ocre dle cielo es el adecuado. Y yo mismo, en suspenso, en epojé, quedo adecuado a esto, de rebote. Y esta guea me cambia una y otra vez “epojé” por “enojé”. Word culiao que zais. Quién es el escritors ha!

6
Serios problemas de valoración. Intenciones o actos. Intenciones o actos. Como si jamás se hubiese experimentado la agradable combinación de ambos. Como si hubiese sido un buen sueño. Llegamos hasta donde empieza la idiotez de volverse inconmensurable. Llego hasta donde empieza la enumeración de actos cometidos o no cometidos. Uno dice: era simple. Allá dirán: era poco. Siempre más absurdo que trágico.

7
Acabo de ver en la cuestión de las estadisticas del blog que alguien ha llegado aqui buscando en google “gordas con calcetas”.

Read Full Post »

De Nieve
(…)
¿Dónde está lo real? No hiere preguntarlo ni
importa que uno sepa de memoria
las exactas respuestas del maestro y los suyos
entre los cuales vive tu voluntad. No importa.
Entiendes bien que el solipsismo es una coartada
del poder contra el espíritu.
(…)
es mi fatiga:
ella es la que no se extraña de nada.
(…)
fue el temor
de que nada ocurriera sino sólo en ti mismo
el primero en empujarte en esa dirección.

De La despedida
(…)
Y este negocio de vivir al día no era más que,
a lo lejos, una bonita fachada
con angustiados gitanos en la trastienda.

De Epilogo
(…)
Podemos simpatizar los unos con los Otros,
y eso es más que bastante: eso es todo, y difícil,
acercar nuestra historia a la de otros
podándola del exceso que somos,
distraer la atención de lo imposible para atraerla
sobre las coincidencias,
y no insistir, no insistir demasiado:
ser un buen narrador que hace su oficio
entre el bufón y el pontificador.

Nathalie
Estuvimos a punto de ejecutar un trabajo perfecto,
Nathalie en una casa de piedra de Provenza.
Dirás ahora que todo estuvo mal desde el principio
pero lo cierto es que exhumamos, como
por arte de magia,
todos, increíblemente todos los restos del amor,
y en lo que a mí respecta hasta su aliento mismo:
el ramillete de flores de lavanda.
Es cierto: nuestras buenas intenciones fracasaron,
nuestros proyectos se redujeron al polvo
del camino
entre la casa de Lulú y la tuya.
No se podía ir más lejos con los niños
que además se orinaron en nuestro experimento; pero
aprendí a Michaux en tu casa, Nathalie; una
vociferación que me faltaba,
un dolor, otra vez, incalculable
para el cual las palabras no tienen gusto a nada.
Vuelvo a París con el cuaderno vacío,
tu trasero en lugar de mi cabeza,
tus piernas prodigiosas en lugar de mis brazos,
el corazón en la boca no sé si de tu estómago o del mío
Todo lo intercambiamos, devorándonos: órganos y
memorias, accidentes del esfuerzo por
calarnos a fondo,
Nathalie, por fundirnos en una sola pulpa.
Creer en dios; sólo me falta esto
y completar, rumiando, el ciclo de la baba,
a lo largo de Francia.
Pero sí, trabajamos duramente
hombro con hombro, ombligo contra ombligo
y estuvimos a punto de sumergirnos en Rilke.
No hemos perdido nada:
este dolor era todo lo que podía esperarse;
sólo me falta aullarlo en el momento oportuno,
mi viejecilla, mi avispa, mi madre de
dos hijos casi míos, mi vientre.
«Va faire dodo Alexandre. Va faire dodo Gérome».
Ah, qué alivio para ellos
el flujo de la baba de la conciliación. Toda otra.forma de culto es una mierda.
Me hago literatura.
Este poema es todo lo que podía esperarse
después de semejante trabajo, Nathalie.

Eres perfectamente monstruosa en tu silencio
Eres perfectamente monstruosa en tu silencio.
Ya lo sé; preferible a un razonar
sin otro son que el ton: de vientre para afuera,
de boca para afuera, de corazón para afuera.
Pero me muerde el tiempo con que allá te abanicas;
armado de una pluma, entre el cachorro y la pared,
desnudo
hago como que juego a desangrarme
cuando, entre broma y broma, me desangro.
Como en la infancia pero aún más cruel que la
persecución de todos contra uno
o el castigo por llorar en horas de clase,
este silencio, ese silencio monstruoso
de alguien que te hizo entrar, acariciándote,
a su pequeño circo propio. Romano.

Read Full Post »

la clase

Últimamente sueño que me atraso rotundamente, entonces despierto y miro el celular seguro de que la alarma no sonó, pero son las seis, o las siete, y sigo durmiendo. A veces pongo la alarma de nuevo, por si acaso. Me gusta ponerla a las ocho con siete minutos. O a las ocho con veintitrés. Nunca en múltiplos de cinco. El martes me pasó como tres veces el sueño del atraso, estaba nervioso por la clase que tenia que hacer, soñé incluso que me regalaban un noutbuk, que era justamente este día de hacer la clase y me regalaban un noutbuk y me ponía a gueviar en facebook y se me hacia tarde. Así que salí con harto rango de tiempo a la u a imprimir el ejercicio con comic de Liniers, pero en la puerta noté que no traía el pendrive, saco de gueas, volví en metro a buscarlo e imprimí 32 copias. Llegué justo a la hora. Empecé a hablar y empezó el nublamiento, la falta de palabras, la conciencia de qué chucha hago aquí delante de 32 adolescentes, el sudor bajando por la frente, siempre el sudor, por lo menos hicieron silencio, y en un momento hasta rieron, quizá ahí me relajé, “es como cuando somos chicos y dibujamos unas cuestiones horribles y nuestras mamás nos dicen que somos artistas, o cuando somos unos nerd con lentes y frenillos y nuestra madre nos dice que somos especiales, ahí la aprobación de una mamá sirve, le creemos, pero después cambiamos los puntos de referencia, importa lo que digan los amigos, etc etc”. Después el ejercicio, las preguntas, caminar hacia los bancos y responder dudas, y después improvisar, recolectar en la pizarra algunas respuestas y dar los enunciados simples que uno ya trae de antes: 1) Si la originalidad es imposible el mercado usa esto a su favor y ofrece productos subjetivados. 2) Para vernos nos vemos en los otros. 3) Estamos obligados ontológicamente a escogernos.


¿Te sugiere alguna reflexión esta tira? Desarrolla lo que crees que pretende plantearse en cada cuadro y da tu opinión al respecto.


¿Cuál es el asunto en estos tres cuadros? ¿Has estado en una situación similar alguna vez? ¿Por qué cree que los seres humanos se preocupan de cómo los verán? Si considera que puede llegar a ser una conducta negativa o positiva, argumente por qué.

Read Full Post »

tren

No abren las puertas hacia el andén sino hasta cuando faltan tres minutos para que llegue el tren. Quizá no estén al tanto de la experiencia estética que para algunos significa el simple hecho de estar ahí sentado, mirando al fondo los vagones en desuso en los que ahora viven vagabundos melancólicos del tipo Un hombre sin pasado de Kaurismäki, o mirando para lado y lado la mera extensión y a lo lejos los autos cruzando con cautela las vías. Y ninguna maquina de café, ningún anuncio publicitario, ni siquiera asientos para acomodarse, la pura extensión. Dos niños que no se conocen saltan desde una banca. Arriba y abajo. Arriba y abajo. Es como si se conocieran desde siempre. Lo repiten una y otra vez y me aburro de mirarlos. Es Lunes y no quiero ni irme ni quedarme. Igual que esos dos niños pero en mí mismo. Estoy aquí sentado con el pasaje en la mano. Lo guardo. Lo saco. Chequeo la hora, el asiento. Es estúpido pero siempre que voy a viajar, y aunque ya sea costumbre, no me siento tranquilo sino hasta que estoy sentado. Le pregunto al guardia por cuál anden viene el tren. A veces viene por el de más allá y hay que cruzar antes de que el primer tren tape la pasada. Pero miro a las señoras complicadas con sus bolsos y las numeraciones del tren y me tranquilizo.
(19.10.09)

Read Full Post »

¿Te ai fijado que cuando uno se encuentra o junta con alguien y viene asi como a unos diez metros de distancia te sonreís como idiota hasta que finalmente llega? No me digai que es algo que me pasa a mi no más.

(…)

En realidad acá la tele sigue miserable sabís. Puros gueones y minas bailando y sonriendo y hablando gueas. No te perdis de nada. Cuando maten a Sergio Lagos en vivo o los mapuches se tomen un estelar te avisaré. Ahora en el mega muestran una cantante peruana fracasada. Saben que da la cacha y la hacen ir a restoranes pirujas donde por supuesto le dicen amablemente que aprenda a cantar. El mega, por supuesto amiga, sigue siendo el peor canal de Chile. Una ama de casa la reta reforzando su estatus social. Pobre. Pobres. Pobres gentes. ¿tu me tenis ese de Dostoievski? Ya da lo mismo. Luego un enano de mierda que es explotado en el freakshou de Kike Morandé es besado en una discoteque por unas cinco mujeres absolutamente ordinarias cuyo fin natural es ser penetradas y sonreír. ¿Allá hay programas estúpidos de bailes, concursos? ¿Cuáles son las políticas de premiación del desplante? ¿Hay farándula? Sólo imagino que están enajenados en la elegancia. ¿Entenderán las bromas del pico y el doble sentido? ¿Entenderán que alguien pase por detrás de ellos (quiza al abrocharse los zapatos) punteándolos y diciendo “ejaleee”? Allá te deben asaltar con clase. No imagino robos estúpidos en los que matan a dos niños a hachazos. Parece que te creo que no puede haber pose de malo en francés, o sea en el sentido de malo como gueon pobre enojao feo que asalta una vieja en la calle y cuando llegan los pacos mueve los brazos como tallarines diciendo “y que pa y que tanto acá representando La Pintana no máh pos guacho”. Tengo los prejuicios eurocéntricos necesarios como para creer que allá los gueones saben asaltar y escoger a sus victimas. Imagino que si allá meten preso a un gueón y la cámara lo enrostra su actitud será mas parecida a la de Hannibal Lecter que a la de Zizarro. ¿Sabis, acaso, quién es zizarro? Importa un carajo, en cualquier caso. Todo lo que realmente pase en Chile te lo haré saber cómo corresponde.

(…)

Son raras las economías de justificarse y expiarse. Tenemos la vía Raskolnikoviana de la afirmación violenta, dionisiaca, de lo cometido, que en el fondo es un “sí” vacío y solitario y, por otro lado, está el encogimiento de hombros, la exposición virtuosa de la autonegación, el desdoblamiento que permite arrepentirse de algo, quién sabe desde dónde, desde qué privilegiado podio ontológico. Creo que suelo verme en la necesidad de hacer todo a la vez, de fusionar ambas gueas, mostrando la posibilidad del arrepentimiento junto con la imposibilidad de negar el acto cometido el cual nos abre, no a alguna actitud de remordimiento, sino a otros actos, a otras variantes de lo mismo. A la creatividad en general. Pero para eso hay que estar compenetrado, que el otro no sea un mero otro. Sólo así ese “sí” vacío y solitario puede trascender.

(…)

Madrugada del Jueves. Chile le ganó a Paraguay en amistoso. Con Feli y Julio. Sin cerveza ni mayor ruido. Tallarines y cafecito. Hace un sueño espectacular. Ahora todos los días hay algo en la mañana y me gusta. En adelante me gustaría obligarme a tener algo qué hacer todas las mañanas. Ya no tengo más problemas para dormir. Hoy día fue un día dudoso pero bueno. O dubitativo. Pero los días no están dubitativos, es uno. La cosa es que tuve mi clase personal de griego y me vine acá porque no se me ocurrió cómo matar la tarde allá en la u. Y de nuevo almorcé herbalife. Pedí un gas. Cachai que la Marci se enojó en la mañana porque no iba a haber nadie en el día para recibir un gas. Qué chucha, o sea porque uno no trabaja no tiene derecho a no estar todo el día en la casa. No digo que seamos la esencia del sentido de comunidad, pero te juro que nos entenderíamos mejor con cualquier otra persona del mundo. Finalmente lo que Feli siempre fantaseaba sobre vivir contigo es una guea que seria perfecta. Yo sé que peliamos a veces y gueas, pero si no lavarai la loza en dos días yo sabría que es porque estai triste o algo. Pero filo, al final del próximo año desaparecemos de aquí. Practica tesis egresar trabajar. Inevitablemente saldré de aquí. Me gusta mi pieza a veces. Con los muebles viejos y cayéndose. Con el velador feo. Y eso. Me vine a bañar y a comer y volví a la u a jugar pin pon con el Roberto y a Hegel. Pedro Aznar estaba a las ocho en la feria del libro pero preferí a Hegel. Y Pérez no llegó. Cuec. Pero igual gané: el Roberto me regaló dos libros por uno de John Fante que me perdió hace tiempo: Catedral de Carver y David Golder de Irene Nemirovsky. ¿Cómo vai con los libros que te llevaste? ¿Vai a necesitar más? ¿Te llevaste pedeefes? Ya te estai comprando libros en francés imagino. Tráete harta poesía pos. Podis traducir acá a los desconocidos de allá.

(…)

Parece que escribir en presente es lo que cuenta. Recién me doy cuenta. O sea en lo que refiere a cartas. Pero ya sabís que esto no es propiamente una carta ni un meil. Además, el presente alcanza para decir una sola letra. Son las diez de la noche del viernes seis de noviembre, recién vimos el día de la marmota, la vi cuando chico en el trece y ahora de nuevo. Tendré la foto de Bill Murray en el avatar de msn mínimo un mes. Voy a dormirme no más. El celular se descargó pero lo dejó ahí no más para que no suene. Es raro tener tanto sueño tan temprano. De ese que arruga los ojos. Igual quería hacer algo. Cualquier cosa. Salir a caminar con Feli. Pero ya está.

(…)

Y ya son cerca de las cuatro de la tarde ¿Me merezco mi siete como amigo? Sé que es broma. Pero igual me lo merezco. Sobre todo porque esta posición debe ser la más incomoda de todos los computadores del mundo: de lado sentado en la cama con los pies en el suelo, la columna girada y la pantalla lejos. Pero está bien. Cuando tenga un noutbuk va a ser la gran guea un mes o dos y después nada. Quizá debería encontrar maneras de escribir con una incomodidad tal que trabajen algunos músculos. Filo. A la tarde o a la noche sigo. Ahora vamos con Julio al taller. O sea más marrato pero ahora paro de escribir por columna mala. Me toca leer mis cagás hoy. Cómo si decir cagás ocultara la vanidad. ¿Hay escrito poemas allá? Deberiai aprovechar esa plusvalía ambiental.

(…)

01:33 a.m. Entonces de nuevo termino el día escribiéndote. Gracias: no escribía nada hace mucho. Repito una y otra vez estas dos canciones: time passes strangely de Marx Suozzo y Naima de Coltrane. Creo que esta última es la mejor canción del jazz. Una lentitud perfecta. Estar sólo a veces es una cosa exacta. Un contorno que se ajusta porque sí. Como una canción que es la sensación sin música ni letra de estar siendo un ritmo. Besos y hasta mañana.

(…)

Y eso. Y así. No soy bueno con las preguntas. Estas son las cosas que puedo decir. Quizá debería haber sido un meil más corto. Muchos meils más cortos que favorecieran la comunicación. Me gusta leer así tu vida tranquila. Aunque sea provisoria. Con las partes de melancolía obvia y sobre todo con las cosas bonitas como “La cosa es que me siento bien amigo. Me gusta sobretodo vivir en una ciudad donde a 15 minutos caminando está el mar, donde hay viento y donde nadie me conoce. Donde no soy parte pero sé que aún queda mucho.” o “Camino mucho, leo, pero no tanto. Voy mucho al super. Creo que casi en secreto, compro de a poco las cosas que necesito para vivir y así poder ir al supermercado como una necesidad más bien imperante, como una aventura obligada de ciudad nueva”. Ojalá que me sigai escribiendo aunque yo me demore harto y sólo de pronto mande un meil así.

(…)

Llegué a Curico hoy día, o sea ayer en la tarde, ahora es madrugada, las tres y media, en algún momento la lista de música paró y ya no puse nada más. Lei todo el tren porque no me tocó ventana. Al lado venia una niña a la que nunca le vi la cara. Y Zizek, insisto, es el mejor cuando pasa de interpretar a Lacan a comentar Dogville o –¡cacha pos!- Alien. En la tarde hice un trabajo para didáctica, conversé harto con mi mamá y jugué play con mi hermano. Y ya se acabó el día. Aunque se haga lo que se debe invade una leve falta. Es una guea constitutiva yo creo. Y uno lo toma así o asá. Lo que no se puede es no tomarla yo creo. Ahora imagino que la tengo domada como un gato, ronroneando no más. Pero en cualquier momento se para corriendo y deja la cagada.

Read Full Post »

Older Posts »