Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5 marzo 2011

febrero

Extracto de un mail de x a y:
“(…) Uno no acepta que nada sea vencido en uno, ni siquiera sus miserias… estamos dispuestos a oír hasta a la parte mas ínfima hasta a la voluntad mas renacuajamente miserable que silba desde dentro pero puede que ni siquiera esté silbando sino gruñendo o balbuceando algo que nos llega representado como un silbido inofensivo, desconfiamos mas del bien que del mal siempre, el mal merece oportunidades el bien nó, … ¿cuál es la parte que escribe en todo caso? la que reprime o la que purga?… la escritura es la lucha misma… o no?, nidea…”

*
“Los Librepensadores Dominicos nunca han tenido en cuenta el impacto sociocultural en el que podría desembocar su falta de visión geopolítica. Algún día vendrán los zombis y se comerán sus apestosas cabezas llenas de ideas retrógradas. Nunca me cogerán con vida, cabrones.”
(Montesquieu, Cartas Persas, 1721)

*
El problema es la personalidad inverosímil de los protagonistas de las películas de zombies. Si llegara a ocurrir ¿uno se amoldaría a esos prototipos? Una película verosímil tendría que funcionar con rotación de protagonistas. Que la trama fuera la relación de esas relaciones. Como en la película Slacker.

*
Me gusta la sed que da luego de hacer mucha diarrea.

*
“Lo difícil no es rechazar la creencia para poder así sorprender a otro creyente, sino ser no-creyente sin la necesidad de otro sujeto que se supone que cree en mi” (Zizek)

*
Raro. Dos vianesas fritas al fondo de la lavadora que no ha sido usada en los últimos dos días.

*
P me recomienda que vea Bored to Death. Me gusta. Terminé recién la primera temporada. Algo me picó y abrí el word y continué mi intermitente novela que ahora ya no se llama Beatriz sino No despierten a los perros. Tampoco me gusta este título pero mientras tanto está bien. Escribir eso y leer para la tesis y hacer ejercicios son mis únicos estandartes.

*
¿Cuántas veces más se puede escuchar Blue in green de Miles Davis antes que se gaste?

*
Llegué a la última página de los diarios de Bertoni. Lo dejo ahí estancado. No quiero despedirme todavía.

*
“Recuerdo que antes pensaba que algún día, digamos que a los 30 años, todo iba a cuajar y a caer en su realidad. Como si hubiera una meseta esperándome y yo la escalaria y al llegar a la cima, todo crecimiento y todo cambio se detuviera.”
(mujeres conversando en una escena de Waking Life)

*
Recién hoy me acabo de dar cuenta que Luke Wilson no es Jason Schwarztman.

*
Mudando a Bruno. No sabemos nada de nada. Ni yo ni Bruno ni su papa sabemos hacer de esos nudos que sirven para construir un cerro de muebles así que nos vamos a media carga con la camioneta. Pero ninguno se avergüenza e incluso es el papá de Bruno el primero que dice que valemos callampa.

*
Rocíen Cristiano Ronaldo se pasó a un defensa con un autopase de espalda iba encarando hacia el arco a punto de pegarle casi salto del sillón a celebrar no sé qué pero estaba off side.

*
No tengo recuerdos de haberme leído ningún libro entero en una sola tarde. Todos ameritaban pausas. Estaban hechos para pausas. Sus capítulos indicaban pausas. La ciudad de Mario Levrero no: tuvo que ser leído de corrido o si no algo malo podía pasarle al protagonista mientras yo no estuviese leyéndolo.

*
35 de trote con Bruno ida y vuelta hasta el final de la alameda mucho bla bla me cansa me enreda la respiración la sincronía perfecta de un escupo cada cuatro o cinco respiraciones y me da la puntada de la muerte primero arriba en el pecho luego abajo en las costillas llegamos acá y jugamos pin pong hasta no dar más.

*
Dos noches seguidas sueño que hay un bus o un auto o algo que parte y debo apurarme en ir a buscar mi bolso antes que se vayan sin mí. Podría resumir casi todos los sueños de los cuales me acuerdo en unos tres tipos de sensaciones generales.

*
“Siempre había querido escucharte decir esto”, le digo a mi papa mientras me cuenta que está chato de no tener tiempo para sí mismo de no poder leerse un libro o ir a la playa (no tiene vacaciones hace 20 años) y va a tirar líneas a ver si vendiendo todo y volviéndose empleado en vez de jefe consigue una vida más holgada.

*
Dejo a mi mamá en el terminal. Le duele la guata. Se va a la playa con sus compañeras de trabajo. La miro desde abajo, no me ve, la miro y es una cabra chica de 18 años que se va a la playa con sus amigas. Paso a la farmacia a hablar un rato con mi papá. Apoyado en su puerta lo veo llenar papeles. Escucho las tragedias normales de la vida laboral. Cada vez me convenzo más en que no hay que edificar nada. Despejar el perímetro. Quizá luego crezca algo.

*
Ni el vitalismo nietzscheano ni el desapego weiliano. Un desapego vital, una trascendencia despojada, una mezcla que me convenga.

*
“Un día me dijiste que aceptarías ver sufrir a mi padre a mis hermanas y hasta a mi sobrino de 2 años con tal que te crecieran las tetas. Y no sólo lo aceptarías sino que tú misma se lo pedirías a Dios o al Demonio” (CB)

*
Fin de semana solo por delante. Me siento en el patio. Abro una lata de cerveza. Billie holiday. Nubes plomas pero sol y viento. Dejo cargando un capitulo de Freaks and Geeks. Picoteo libros. No entiendo cómo es que a veces me aburro.

*
Largo temblor en vaivén. Tomo la mesa me agarro. Afirmo los pies al suelo. Traigo a mi hermano pero no me cree. Grado 6 dicen en la radio.

*
Días buenos. Enfocados. Retomé el ejercicio. El clima acompaña. Un temblor corona la semana. Me alimento de Simone Weil, me lleno de esa hambre. El perro vecino tose y se trapica y me lo imagino cada vez que lo hace. Oigo el slurp slurp que hace cuando toma agua, cuando come. A veces siento ganas de trepar la pandereta y saludarlo, mirarlo, decirle que todos los días le oigo. Amistosos signos de soledad.

*
Pongo en el reproductor una compilado de 101 JAZZ Classics el sexto tema es Ella Fitzgerald cantando Basin Street Blues todo va normal hasta que se pone a imitar a Louis Armstrong y me cago de la risa aunque le sale perfecto.

*
“Todo es cuesta. Los medios son ya paraíso” (Michaux)

*
Llegó mi mamá de la playa. De recuerdo trae un pedazo de tronco en forma de pico. Lo ponemos en el patio.

*
“La creación: el bien hecho trozos y esparcido a través del mal.” (Simone Weil)

*
Statera Jacta corporis. Balanza echa con el cuerpo.

*
Algunas penitencias del pardilomo: 1) Juanito cayó del cielo (el afectado tenía que tirarse al suelo y aceptar que el más gordo del curso saltara encima de él, de preferencia desde arriba de una silla) 2) Monjitas cagando en misa (todos se ponen en cuclillas como monjas que cagan en misa y el que la lleva pasa empujándolos y botándolos uno por uno) 3) Ballenita llena (todos trazan un círculo en el suelo para luego llenarlo con agua que han traído en la boca desde el baño. El problema es la risa y escupir el agua antes de camino).
Sé que había más pero no me acuerdo.

*
Inmune al 85% de la poesía. Trato pero ni me roza. Un constante de-qué-cresta-estarán-hablando. Con Michaux por ejemplo: “Una rosa baja del cielo y se ofrece al peregrino; a veces, raramente, cuán raramente. Las arañas de cristal no tienen espuma, ni la frente música.” No consigo interpretarlo más allá de la mezcla de palabras en buscas de alguna imagen que debería producir algo en mí. ¿Debería?

*
Pantejas: mezclar y echar a la juguera las panitas y las lentejas. Con un poco de leche.

*
En cinco minutos el oculista lo tiene resuelto todo. Mi ojo izquierdo está para la miseria. 2,75 de aumento. Me traigo dos marcos de muestra de la óptica.

*
Lipimávida. No escribo nada. Tampoco leo tanto cómo esperaba. Él tiempo se va en nadar y jugar pin pon con desconocidos y sentarse a mirarlo todo. Demasiada atención. Dan hasta ganar de lavar los platos o algo. Da pena comerse los desayunos tan coloridos. La primera noche duermo mal, tiembla y no puedo seguir durmiendo, salgo a trotar a las 830 am y me tiro a la piscina.

*
Sevilla vs Porto. Entra Medel en el segundo tiempo y me sorprende tanto como puede sorprender que un defensa tenga protagonismo. Almuerzo canutones con crema y mariscos. Llega Bruno con helados: dos conitos y dos piña colada. En la tele Manchester United vs Marseille y en el laptop Inter vs Bayer Múnich. Miramos ambos. Bruno se va. Me siento pajero mirando nada en la tele y hago flexiones, tres sesiones de 20, intercaladas con una nueva modalidad de ejercicio: correr sin avanzar encima de un cojín al son de un jazz rápido.

*
Sólo en la casa. No he salido desde que llegué de Lipimávida. La acumulación de no escribir hace difícil volver a hacerlo. De lejos parece algo ridículo e innecesario. Y lo es. Mientras no estoy escribiendo escribir no tiene ningún sentido. Pero uno se acerca un poco y cae. Veo el festival y comentamos en una ventana grupal de msn con P e I. Anteayer y ayer y no sé si hoy. Tengo ganas de un vino. C también. Espero el teléfono.

*
“Rien de rien… Il ne se passe jamais rien pour moi. Je me demande pourquoi!” / Nada de nada… nunca me pasa nada, me pregunto porqué (Edith Piaf)

*
“Todo me hiere. La liviandad, por no decir la inexistencia casi de sufrimiento, en los locutores de radio. La exitosa vulgaridad con la que vuelven cotidiana la vida. El otro día vi un banderín del Everton en una carnicería y casi me desmayo casi me pongo a llorar ahí mismo casi me dejo caer sobre la vereda como una chaqueta casi agarro un bistec y reto a duelo al carnicero con éste guante de carne” (CB)

*
Casi pasó un año antes que besara a alguien y cuando pasó hace poco en vez de disfrutarlo sólo pensé todo el rato en que casi pasó un año.

*
“Vivo poco, así el día me cabe en el diario” (CB)

*
Soñé que mi tía Ana tenia contacto con fantasmas estábamos en la casa de Chacabuco y aparecía con una cara de muerta y se hacia un largo silencio estábamos todos expectantes y nos decía”todos morirán” con una certeza que consideré absoluta. Despierto cagado de miedo. La sensación de miedo más grande de los últimos años. Pienso en contarle a mi mamá pero creo que si le digo alguien morirá. Días después le cuento y me confiesa que esa misma noche ella soñó con una guagua que en realidad era su papa que le decía esta misma frase (“rodos morirán”).

*
Y me avisan que van a desocupar el depto y que puedo dejar mis cosas ahí mientras encuentro algo. Bien. De golpe pero bien. Como que sabía que algo extraño tenía que pasar para empezar el año. Ni siquiera tengo tantas cosas. Puedo cambiarme hasta en taxi. Pienso en Chester y Feli, ojalá puedan. F me dice que con tal de virarse está dispuesto a vivir en condiciones de guerra pero yo igual quiero internet y cocina y refri. Cuadros nó. Mesa de centro para qué. Sillones loleins para qué. Adornos para qué. Algún parque cerca quizá. Me interesa un lugar en el que alguien pueda hacer una tesis y comer y dormir. Un dormidero un estudiadero un cagadero y un comedero.

*
Soñé que me gustaba más de lo que creo que me gusta o puede llegar a gustarme en la realidad y confundí ambas cosas y ya no estoy seguro pero para qué decirle. Es una manera muy agueoná de decir las cosas, decirle que me gustó en un sueño, y por msn más encima, sería casi como un perro que ladra cómodamente desde su lado de la reja y espera una respuesta a una pregunta dicha entredientes.

Read Full Post »